Jerez

Críticas a los recortes en servicios sociales públicos y en subvenciones

  • El Ayuntamiento se apresura a contestar que se pondrá a cero con las ONGs con el pago del canon del agua

El 50% de las personas que se atendieron en los servicios de acogida de Cáritas pasaron antes por los servicios sociales municipales, donde el tiempo medio para concertar una primera cita va desde los 30 a los 45 días, mientras que la demora media entre esa primera cita y la respuesta efectiva llega a los 270 días, según el Observatorio de Cáritas, que admite, no obstante, que en las ayudas de emergencia la respuesta es más rápida. Más alarmante si cabe es que entre la solicitud a la Junta de la renta básica y su cobro transcurra un tiempo medio de 395 días.

Desde Cáritas recriminan que el recorte general en los servicios sociales públicos esté provocando una mayor dificultad de las familias en el acceso a las prestaciones, una ampliación de los tiempos de espera y como consecuencia un empobrecimiento de los hogares y una mayor demanda de ayuda a Cáritas. Como ejemplo, la institución menciona los recortes en la Ley de Dependencia, que ha causado "el retorno de mayores a casa de sus hijos para ser cuidados por éstos, y conservar así al menos, como base del sustento familiar, el ingreso por la pensión".

Domouso se refirió también al recorte en las subvenciones, de las que dijo que las municipales se han estancado, mientras que las de la Junta han disminuido.

La alcaldesa María José García-Pelayo respondía poco después a estas declaraciones, afirmando que el Ayuntamiento cada vez que ha hecho un pago a las organizaciones sociales, "fundamentalmente la asociación que más transferencias recibe es Cáritas y entendemos que es lógico que así sea, porque es la entidad que trabaja atendiendo a un mayor número de usuarios y evidentemente tiene una historia detrás que le avala". Recordó también que Cáritas recibió por parte del Gobierno de España, "hace muy poquito tiempo una ayuda muy importante, con cargo al IRPF. No quiero precipitarme al decir la cuantía, pero quizás sea la más importante de todas las que han recibido las organizaciones sociales". Pelayo alabó el esfuerzo que hace Cáritas en la ciudad y en todo el país, así como el de otras organizaciones sociales, caso del Banco de Alimentos, al que los próximos días se le entregará la llave de un local.

El Ayuntamiento se apresuró a afirmar que se han hecho dos pagos a las organizaciones sociales y que se ha asumido con ellas el compromiso de poner el contador totalmente a cero una vez que se recibiera el ingreso por el canon de la concesión del agua, un hecho que ya se ha producido.

A todo el movimiento asociativo, incluidas entidades sociales, vecinales, asociaciones de mujeres, deportivas y de otro tipo el Ayuntamiento debe más de 3,5 millones de euros. "Las asociaciones han estado sin recibir las subvenciones que tenían ya reconocidas desde el año 2007 aproximadamente y nosotros vamos a cumplir el compromiso que asumimos con todos ellos que era poner el contador a cero, una vez que recibiéramos el canon concesional del agua", señaló Pelayo, agregando que "evidentemente este año no hay previsto convocar nuevas subvenciones, lo que vamos a hacer es pagar todo lo que se debe, y a partir del año que viene nos sentaremos con ellos para marcar unas reglas de juego claras y transparentes a la hora de la concesión de subvenciones, es decir, que las reciban aquellas asociaciones que realmente esté trabajando y realicen un proyecto serio para la ciudad y por supuesto priorizando a las personas más necesitadas". No obstante, dijo que "para no crear falsas expectativas", antes de dar la subvención, cada asociación tiene que justificar el gasto realizado "tal y como determina la ley".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios