Jerez

Denuncian "doble rasero empleado por Educación" en la reagrupación familiar

  • Padres de dos alumnos critican "la falta de consenso" de la delegación provincial

Casi un mes después del comienzo del curso escolar 2015/2016, muchos padres capitanean aún su particular batalla por encontrar el acomodo más idóneo a sus hijos, circunstancia ésta que se produce cada año en diferentes entornos familiares y que genera infinidad de reclamaciones ante la delegación territorial de educación.

Dentro de esas situaciones encontramos el caso de M.R., el padre de una unidad familiar compuesta por dos hijos, uno de 6 años con plaza en San José Obrero y otro con 8 con plaza en el Pilar, es decir, con una distancia entre ambos cercana a los 5 kilómetros. Desde hace varios cursos han solicitado lo que se conoce como reagrupamiento familiar, establecido por la propia Junta hace unos años con el fin de favorecer la conciliación familiar. Sin embargo, curso tras curso ninguno de los dos hijos han podido reagruparse, debido a la falta de plazas en ninguno de los dos centros.

Este tipo de confrontaciones se repiten cada curso en las distintas provincias andaluzas, motivadas en líneas generales por el hecho de que la administración ofrece como solución el reagrupamiento de hermanos en un centro donde haya plazas libres para todos mientras que los padres pretenden elegir ellos el colegio de reagrupamiento, subiendo la ratio por aula si fuese necesario. Además, y según la normativa que afecta a la baremación, el alumno que no consiga plaza no podrá beneficiarse de los puntos que se añaden por esta circunstancia.

El caso de esta familia se inicia tras no lograr la plaza solicitada en ninguno de los centros elegidos. Es entonces cuando tras presentar el recurso de alzada, que inicialmente es desestimado, "llegan las incongruencias", apunta el padre.

Desde entonces han sido varias las reclamaciones interpuestas e infinidad de reuniones con miembros de la delegación provincial e incluso con el Centro de Atención a la Comunidad Educativa. La familia afectada alega que tras ser informados por parte de la delegación de que existía una plaza libre en el colegio El Pilar, ésta se concedió finalmente "a la primera persona en la lista de reserva de no admitido del proceso ordinario", una circunstancia que ahora denuncian pues según la normativa de la Secretaría General de educación para la matriculación del alumnado, "en su punto séptimo" se recoge que "si con posterioridad a la publicación de las listas se producen vacantes en el centro docente, sobre esas vacantes no tiene prioridad el alumnado que resultó no admitido, al haber finalizado el procedimiento ordinario".

Ante las constantes reclamaciones, los padres han enviado un escrito al Defensor del Pueblo Andaluz instándole a mediar en un proceso "que está vulnerando nuestros derechos", ya que entienden que se está utilizando "una doble vara de medir según los casos y que la única posibilidad que nos ofrecen es acudir al contencioso administrativo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios