Educación

Denuncian a ex docentes del Sage College por delitos de coacción y falsificación

  • El ex director y la ex jefa de estudios “invitaron a salir” del centro a un alumno con Trastorno del Déficit de Atención e Hiperactividad

  • Una ex administrativa también está imputada, acusada de delito continuado de documento privado 

Una imagen del centro educativo donde ocurrieron los hechos en 2014. Una imagen del centro educativo donde ocurrieron los hechos en 2014.

Una imagen del centro educativo donde ocurrieron los hechos en 2014. / Manuel Aranda

El Juzgado de instrucción número 4 de Jerez acogerá el juicio oral contra el ex director, la ex jefa de estudios y una administrativa del Sage Collage Campus El Sabio, por un presunto delito de falsedad documental, un delito contra la integridad moral y un delito leve de coacciones efectuados durante 2014 a un alumno del centro educativo.

Los hechos, según recoge la denuncia, se remontan al año 2012, cuando el citado estudiante, diagnosticado con Déficit de Atención e Hiperactividad (TDHA), decide matricularse en dicho centro tras serle recomendado, debido a que el sistema británico promueve “el aprendizaje de la teoría por medio de la práctica y trabajos continuados”.

“Tras una rápida adaptación al sistema de aprendizaje”, la familia decide matricularlo para que curse “3º de ESO en septiembre de 2012”. Allí completa tercero y cuarto de la ESO y en junio desde el centro se le felicita: “Enhorabuena, ya eres un chico de Bachillerato”.

Sin embargo, durante el verano de 2014 tras varios cambios internos en el Sage College, acceden a la dirección y a la jefatura de estudios C.L. y H.L.

Dos meses después de haber terminado el curso la nueva dirección “comunica al alumno que tiene 2 asignaturas suspendidas del curso anterior, instando a la familia a que se presente a finales de septiembre”.

Ante la falta de noticias sobre los exámenes, su madre se pone en contacto con el centro para pedir información y los responsables del Sage College le comunican, en una reunión, que “tiene aprobadas las dos asignaturas y ya se encuentra en posesión del graduado escolar y el título de ESO por el sistema español”.

Los problemas surgen cuando el propio director “pone de manifiesto su contundente decisión de prohibir su continuidad en el colegio alegando que ‘es un niño que se distrae en clase, que no para de hablar, no para de levantarse, que molesta (síntomas básicos del TDHA) y que el resto de sus compañeros estarán mejor sin él’”, una afirmación que se contrapone a lo que desde el centro se había informado a la familia durante su estancia en el Sage College.

Pese a todo, la dirección, C.L., “haciendo caso omiso a lo expuesto por la madre del alumno asegura que ‘yo además de director soy psicólogo y llevos muchos años tratando con niños que padecen TDHA y por mi experiencia, le digo que estos niños no llegan a nada en los estudios, y deberías de apuntarlo al cursos que sean de manualidades como fotografía o mecánica’”.

La familia, no obstante, se niega a que el alumno abandone el centro por lo que el director manifiesta, tal y como recoge la denuncia, ‘usted sabrá lo que hace pero es muy fácil por nuestra parte agobiar al niño castigándolo, suspendiéndole todo y así será una forma elegante de invitarlo a salir”.

Finalmente, la madre decide “dar de baja del centro al estudiante”, y solicita la expedición del título de ESO, algo que se dilata un año, y en diciembre de 2015 descubre que existen “hasta cuatro versiones distintas de calificaciones, dos de las cuales aparecen firmadas por la anterior jefa de estudios S.T.C.”, de ahí que ésta última manifieste que “han falsificado su firma y no corresponden a la realidad”.

La denuncia, por tanto, habla de “apariencia engañosa” y “falseamiento de la realidad”, ya que según el Ministerio de Educación no se podía expedir el título de ESO al no tener aprobadas todas las asignaturas”.

Ante esta situación, el fiscal acusa al ex director C.L. de un delito contra los derechos fundamentales del Artículo 512 del Código Penal, solicitando una pena de Inhabilitación de un año y seis meses para el ejercicio de la actividad docente. Además, acusa al ex director y la ex jefa de estudios de un delito de falsedad en documento privado solicitando a cada acusado una pena de un año de prisión.

Del mismo modo, se solicita dos años de prisión para la ex jefa de estudios y para la administrativa por un delito continuado de falsedad de documento privado. Por último, el Ministerio Fiscal ha solicitado una fianza al centro educativo de 66.666 euros “por daños y perjuicios y demás gastos ocasionados a las personas”.

Desde el Sage College no han querido pronunciarse sobre el asunto, si bien han dejado claro que “ninguna de las tres personas acusadas” pertenecen ya al centro educativo que “desde 2018 tienen nuevos responsables”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios