Sucesos

Desalojada una fiesta de fin de año con más de 30 personas

  • La Policía Local tuvo que actuar en una casa de la Avenida del Serrallo tras la denuncia de vecinos de la zona debido al ruido

Varios agentes de la Policía Local, en el centro de la ciudad. Varios agentes de la Policía Local, en el centro de la ciudad.

Varios agentes de la Policía Local, en el centro de la ciudad. / Pascual

El desalojo de una fiesta en una vivienda de la Avenida del Serrallo fue lo más destacado de la última jornada de 2020, el 31 de diciembre, en el que según fuentes policiales, fue especialmente tranquila.

Los agentes se personaron en la casa en cuestión al filo de las dos y media de la mañana cuando vecinos de viviendas colindantes alertaron a la policía debido al ruido que estaban provocando.

Cuando la Policía Local llegó al lugar encontraron una fiesta de fin de año con más de treinta personas en su interior, sin mascarillas y sin respetar la distancia de seguridad, una circunstancia que vulneraba las normas impuestas por el gobierno autonómico para estas fechas y que no permitía la presencia de más de diez personas.

Los agentes, que tuvieron también apoyo por parte de la Policía Nacional, procedieron seguidamente a denunciar a todos los asistentes a la fiesta, desalojando la vivienda en cuestión y poniendo fin a la situación.

Por lo demás, la jornada del 31 de diciembre se saldó con normalidad, si bien en algunos puntos de la ciudad, principalmente en el centro, la presencia de efectivos de la Policía Local fue especialmente activa por la tarde en muchos bares, cerciorándose así del cierre a la hora establecida.

No hay que olvidar que este día es aprovechado por muchas personas para despedir el año, de ahí que la concentración de gente en muchos establecimientos hosteleros del centro fue bastante notable.

Las llamadas por el uso de petardos, que están prohibidos, también fueron numerosas

Del mismo modo, también hubo bastantes llamadas a la jefatura de Policía Local denunciando la presencia de menores haciendo uso de material pirotécnico en muchos puntos de la ciudad, una circunstancia que según el bando municipal está totalmente prohibido.

El lanzamiento de petardos, pese a dicha prohibición, ha aumentado de manera considerable en la ciudad, causando situaciones complicadas para muchas familias jerezanas, de ahí las numerosas llamadas que se produjeron durante toda la jornada de ayer.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios