Jerez

Detenida una mujer por simular que había sido víctima de un 'tirón'

  • La Policía recuerda que las denuncias falsas son delitos penados por la Ley

Comentarios 6

La Policía ha detenido a una mujer, cuya identidad se corresponde a las iniciales de DP.C.R. con 39 años de edad y sin antecedentes policiales, como presunta autora de la simulación de un delito, al realizar una denuncia falsa.

Así, después de denunciar la mujer en la inspección de guardia de la comisaría que había sido víctima de un robo con violencia e intimidación, un 'tirón' en este caso, el grupo especializado en la investigación de delitos contra las personas de la policía judicial practicó las investigaciones oportunas de los hechos, pudiendo con ello determinar que los contenidos de su denuncia eran falsos, ya que la denunciante cayó en contradicciones. Por este motivo fue por el cual la denunciante fue detenida e imputada como presunta autora de un delito de simulación de delito o denuncia falsa, indicó ayer la comisaría en una nota oficial después del esclarecimiento de los hechos. La mujer ya ha sido puesta a disposición de la autoridad judicial competente.

La comisaría recordó de nuevo que denunciar falsamente un hecho delictivo lleva consigo aparejada a la persona o entidad que la realiza, incurrir en una falta o delito penados en el Código Penal, actual legislación vigente, como simulación de delito o denuncia falsa. Tan sólo en el mes de mayo pasado la Policía detuvo hasta 16 personas que, como esta mujer, carecía de antecedentes, por el mismo delito en Jerez. Y probablemente el número total de detenidos haya superado este año los 70. La mayoría aseveró que había sufrido robos con violencia para estafar a distintas compañías aseguradoras, que sufren también un quebranto económico al tener que resarcir a los timadores de acuerdo al dinero que tengan contratado en su póliza. "Su perfil no corresponde en absoluto con el de delincuente habitual", explicó la comisaría en aquellas fechas.

Las fuerzas de seguridad temen que la actual crisis económica empuje a más ciudadanos a intentar estos pequeños timos, generalmente basándose en que han sufrido robos con violencia e intimidación (que generan gran alarma social), con el consiguiente despilfarro de los recursos humanos y técnicos disponibles tanto de los cuerpos policiales como los de la Fiscalía y juzgados.

El Código Penal sanciona con multas de 6 a 12 meses a los condenados por este delito de acuerdo a su artículo 457.

Muestra de la importante lacra social es que la provincia figura como la segunda de España por la práctica de este tipo de detenciones, como señaló el comisario provincial, José María Deira, este año, durante una comparecencia pública.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios