Jerez

Diputación hará obras en el patio y en las cubiertas de La Atalaya

  • Adjudica los trabajos con una inversión de 160.000 euros, que están financiados con fondos Feder y del propio gobierno provincial.

El Instituto de Empleo y Desarrollo Socioeconómico y Tecnológico de Diputación (IEDT) ha adjudicado a la empresa INUR Estructuras Urbanas y Medioambientales SL las obras de rehabilitación del patio porticado de La Atalaya en Jerez, así como la reparación de la cubierta de la nave Don Federico. La intervención se rige por un proyecto del Ayuntamiento de Jerez y dispondrá de un presupuesto de contrata de 162.019 euros. Esta actuación se incluye en el programa Cádiz Origen de las Culturas, que está financiado con fondos europeos Feder -en un 80 por ciento de su cuantía- y recursos propios de Diputación.

Las obras se llevarán a cabo en el porche que comunica a dos naves gemelas: Don Jorge y Don Federico. Las estancias forman parte del complejo La Atalaya, que gestiona la Fundación Andrés de Ribera, concretamente en el ámbito denominado El Misterio de Jerez. El patio porticado localizado entre estas naves fue diseñado a mediados del siglo XIX por el arquitecto municipal Valentín Domínguez tras la solicitud cursada por José Antonio de Riaño, entonces propietario del recinto bodeguero de Sánchez Romate. Además de sus prestaciones museísticas -unida a la colección de relojes del Palacio del Tiempo- este complejo también es sede de actos públicos, tal como sucedió con la ceremonia del Día de la Provincia de Cádiz en el año 2014, y de diferentes celebraciones.

La intervención pretende solventar los siguientes problemas detectados: manchas de humedad por filtración así como la aparición de goteras en la nave Don Federico; vigas de madera con flecha pronunciada; deterioro de alfajías y de cabezas de viga; así como vigas sometidas a torsión en uno de los accesos a la nave don Federico.

En primera instancia todas las cubiertas -tanto de las naves como del patio porticado- se someterán a una exhaustiva limpieza para eliminar los restos de vegetación, además de sustituir las tejas dañadas y aplicar un tratamiento fungicida. Las vigas donde se acuse mayor deformación (flecha) se reemplazarán por otras metálicas tal como se realizó hace seis años. Se eliminarán las partes dañadas de las alfajías, así como las cabezas de viga deterioradas; las nuevas piezas acopladas serán impregnadas con protectores resistentes al aire, el sol y la humedad. En la implantación de los nuevos armazones se utilizarán viguetas de madera de pino y dinteles de acero entre pilares.

La actuación incluye la inspección de las vigas a torsión situadas en uno de los accesos a la nave don Federico. Si bien esta zona no presenta fisuras se contempla su refuerzo con la colocación de pletinas soldadas en el contorno de dichas vigas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios