Jerez

Los ERE falsos pasan factura al Marco

  • Extrabajadores de empresas del sector agroalimentario exigen a la Junta el pago de las primas de sus pólizas, paralizado por la falta de liquidez y los cambios en el sistema a raíz del escándalo de los ERE

Miles de prejubilados andaluces se han convertido en víctimas colaterales del fraude de los ERE, escándalo que, al margen de los 'intrusos' detectados en expedientes de regulación de empleo aprobados en los últimos años, ha puesto en entredicho la gestión de los fondos públicos por parte de la Junta de Andalucía.

El Gobierno andaluz, remiso a entregar la documentación requerida por la juez que instruye el caso de los ERE falsos y las ayudas públicas a empresas en crisis, tuvo que ceder a la evidencia y, con la investigación judicial ya avanzada, anunció la suspensión del pago de las pólizas a los intrusos y el inicio de los trámites para exigir la devolución de las cantidades percibidas por estos de forma irregular.

Pero la dimensión del escándalo también obligó a la Junta de Andalucía a revisar el sistema de tramitación de las primas que complementan el sueldo de los prejubilados, en este caso de los que lo hicieron legalmente tras muchos años de servicio en sus empresas y que, sin tener culpa alguna, ahora pagan los platos rotos sin que nadie les dé una explicación coherente de los problemas para el cobro de sus pólizas.

Los primeros atrasos en los pagos, que se remontan a hace casi un año, dieron pie a la creación -bajo la coordinación del secretario provincial del sindicato agroalimentario de CCOO, Luis Páez- de una comisión de prejubilados de empresas jerezanas del sector agroalimentario, básicamente bodegas, entre ellas González Byass, ante la que ayer se concentraron unos 50 extrabajadores para reclamar a la dirección de la empresa ayuda ante su situación de desamparo.

Los prejubilados de la firma del 'Tío Pepe', agrupados en la asociación de antiguos trabajadores del 11 de abril de 2008 -fecha en la que se aprobó el ERE de González Byass-, volverán a reunirse hoy a las puertas de las instalaciones bodegueras de la calle Manuel María González para conocer la respuesta de la empresa, a la que según explicó ayer el portavoz del colectivo, Juan Pedro Martín Félix, han solicitado su mediación ante la Consejería de Empleo para forzar alguna explicación o garantía de pago de las pólizas y, de otro lado, que estudie la posibilidad de ofrecer alguna cobertura a los extrabajadores en situación económica delicada.

"La culpa no es de González Byass, es de la Junta, pero la empresa no puede dejar tirados a trabajadores que han estado toda la vida en la bodega, por lo que le pedimos que presionen, que pidan explicaciones a Empleo, que medie para propiciar una reunión", explicó Martín, quien subrayó que "somos conscientes de la que está cayendo, de los problemas de liquidez y del interés de la Junta por tener un mayor control tras las irregularidades, pero nosotros estamos limpios y no nos puede dar la callada por respuesta".

Y en alusión al trato dispensado por la Consejería de Empleo a los prejubilados de bodegas del Marco que el martes se concentraron en Sevilla, el portavoz de los extrabajadores de González Byass lamentó que ningún responsable del departamento que dirige Manuel Recio les recibiera y que les pusieran una fuerte escolta policial para entregar sus reivindicaciones en el registro.

La comisión de prejubilados del sector agroalimentario -que agrupa a los extrabajadores de González, Zoilo Ruiz-Mateos, Complejo Bellavista, el Consejo Regulador y la antigua central lechera de Puleva/Lactimilk- firmó en octubre del año pasado un acuerdo con el delegado provincial de Empleo, Juan Bouza, y el actual director general del ramo en la Consejería, Daniel Rivera, para agilizar los pagos de las primas a Aseguradora Vitalicio -hoy Generali de Seguros-. El compromiso de ambos responsables autonómicos es que los retrasos no se volverían a producir, señalan los prejubilados en el escrito que entregaron en la Consejería.

En el mismo documento, los prejubilados explican que la mensualidad de febrero se pagó el día 10 y que la de marzo aún no se ha percibido. "La aseguradora nos dice que la Junta tiene paralizados los pagos".

"El silencio solo produce alarma social", prosigue el documento suscrito por Martín (portavoz prejubilados de González Byass) y Páez (CCOO) y en el que reclaman a la Junta que retome y abone las primas acordadas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios