Jerez

La estación de trenes lleva un año y medio acotada por desprendimientos

  • En marzo de 2019 se cayeron trozos de la escayola del techo de la zona de acceso al edificio y 18 meses después no se ha hecho nada para solucionar el problema

Una de las zonas acotadas está junto al acceso y salida principal del edificio. Una de las zonas acotadas está junto al acceso y salida principal del edificio.

Una de las zonas acotadas está junto al acceso y salida principal del edificio. / Miguel Ángel González

La estación de trenes de Jerez lleva ya 18 meses, nada menos que un año y medio, acotada por desprendimientos de parte del techo de su fachada. En marzo de 2019 se cayeron trozos de la escayola del techo de la zona de acceso al edificio y todavía no se ha solucionado el problema.

Los desprendimientos se produjeron en el transcurso del mes de marzo del año pasado, y en su día algunas fuentes apuntaron a un brusco cambio de temperaturas como la causa de esa incidencia, ya que ese mes se pasó de días de mucho calor a días de bastante frío, lo que provocó grietas en los techos que causaron algunos desprendimientos.

Sea o no esa la causa, lo cierto es que comenzó a caer parte de la escayola del techo y al tratarse de una zona de mucho tránsito de viajeros los responsables de la estación optaron, como medida de precaución, por acotar con una cinta parte de la fachada de la estación para impedir el paso de personas por esas zonas.

Se trata de las zonas colindantes con el acceso peatonal al edificio, y aunque a simple vista no parece que haya un riesgo de mayores derrumbes, la preocupación es que algún día se desprenda parte del techo de la zona de acceso, lo que obligaría a acotar también ese tránsito y a buscar una nueva entrada provisional al edificio.

En estos 18 meses se han sucedido las quejas de los usuarios de Renfe, que no entienden por qué Adif no afronta una obra que en principio no parece muy compleja y que además de aportar una total seguridad a los pasajeros, acabaría con la mala imagen que se ofrece a los turistas y visitantes, que nada más bajarse del tren se encuentran con una estación acotada y con pequeños boquetes en los techos.

Cuatro meses después de los desprendimientos, Adif se limitó a decir en su día que la zona “está acordonada para evitar riesgos” a las personas que acceden o salen del edificio. A ello añadió Adif que “está en proyecto subsanar esta deficiencia. Está pendiente de aprobación, a ello seguirá la licitación y la posterior adjudicación. Son los procesos que hay que seguir”.

Pues bien, el primer paso ya está dado. Según explicó Adif el pasado viernes a este Diario, “buena parte del trabajo está hecho puesto que ya se ha redactado el proyecto” de reforma de los techos, y ahora se está a la espera de que el departamento de Contratación se proceda a la licitación de las obras y a la posterior adjudicación a la empresa que resulte designada.

Según apuntan algunas fuentes, Adif también está a la espera de que haya nuevos Presupuestos Generales del Estado para incluir en la partida que le corresponde ésta y otras obras a realizar en varias estaciones de trenes del país.

Adif recuerda también que la estación de trenes de Jerez se ubica en un edificio histórico de carácter monumental y por lo tanto cualquier obra que se tenga que hacer debe recibir el visto bueno de numerosos departamentos, lo que implica un retraso en el proceso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios