Vivienda

Denuncia “pasividad” tras caerse el techo de un cuarto de baño de un piso de Emuvijesa

  • El suceso ocurrió el viernes y cinco días más tarde "no ha pasado nadie por la casa para ver el derrumbe", dice el inquilino

Ricardo Moreno muestra el boquete que dejó en el techo el desprendimiento. Ricardo Moreno muestra el boquete que dejó en el techo el desprendimiento.

Ricardo Moreno muestra el boquete que dejó en el techo el desprendimiento. / Vanesa Lobo

Ricardo Moreno, un jerezano que vive en un piso de alquiler en Jerez perteneciente a la empresa municipal de la vivienda Emuvijesa, denuncia "pasividad" por parte del Ayuntamiento o de la compañía aseguradora a la hora de acometer una obra para arreglar la caída de un techo en un cuarto de baño de su casa.

Los hechos sucedieron el pasado viernes en una vivienda de dos plantas en la calle Nueva, donde de repente se desplomó parte del techo de un cuarto de baño, desplome que incluso llegó a golpear a su hija, que en esos momentos estaba en el cuarto de baño, aunque no precisó atención médica. La escayola se desplomó y según Ricardo Moreno, sucedió porque en el tejado se la vivienda se producen acumulaciones y filtraciones de agua a través de un bajante que mojan los techos.

El mismo viernes el inquilino -el alquiler del piso está a nombre de su mujer- puso el asunto en conocimiento de la administradora de la finca, para que trasladara el problema a Emuvijesa. Cinco días más tarde "no ha pasado nadie por la casa, el techo sigue en estado peligroso porque puede haber más derrumbes y no podemos hacer uso del cuarto de baño", señala Ricardo Moreno.

“En Emuvijesa dicen que han trasladado el asunto a la aseguradora, que lo hicieron el lunes y que lo volvieron a hacer este miércoles, pero lo cierto es que por aquí no viene nadie para inspeccionar los techos ni llaman por teléfono para interesarse por la situación”, añade Moreno, que lleva doce años viviendo en esa casa bajo el régimen de alquiler.

Su urgencia es, según dice, "porque anuncian lluvias para estos días y con las filtraciones la cosa puede ir a peor". A ello añade que en el edificio colindante "hay una bodega abandonada donde hay hasta ratas, porque las hemos visto por la calle y por los tejados. Lo que esperamos es que el agujero que tenemos en el cuarto de baño no sea utilizado por ratas o cucarachas, que también las hay en la bodega, para acceder a nuestra vivienda", señala.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios