DIARIO DE JEREZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Jerez

Etiquetas muy británicas

  •  Paisaje urbano en el etiquetado del sherry

  • Un imaginario didáctico

El artículo de hoy lo quiero dedicar, teniendo en cuenta las especiales circunstancias en las que vivimos, a mis buenos amigos Paul y Anne Lancaster, una pareja británica residentes en Jerez desde hace ya algunos años, y con los que comparto la pasión por la historia, la cultura, y el consumo, claro está, de los vinos del Marco de Jerez.

El etiquetado de los vinos del Marco del jerez tiene un gran atractivo en mucho sentido, y más si consideramos su amplia producción. Ofrece múltiples posibilidades para aquellos estudiosos que quieran aventurarse en una parcela poco estudiada, como remarca el profesor de la Universidad de Cádiz, Alberto Ramos, en su trabajo Iconografía de etiquetas antiguas del vino del Marco del Jerez. Xérés, Sherry. Una excepción en este aspecto es la investigación llevada a cabo por la historiadora sanluqueña Ana Gómez, con su Iconografía publicitaria del vino en el Marco de Jerez (1850- 1935).

Sin embargo, las etiquetas que comentamos tienen su origen en las décadas de los años `60 y `70 del pasado siglo, un periodo éste que por ser tan reciente no se le ha prestado mucha atención, ya que las referencias bibliográficas mencionadas no se sobrepasan el límite los años `30 de siglo XX.

Hemos observado en estos ejemplos, donde destacamos la representación de edificios y lugares urbanos conocidos de ciudades de las Islas Británicas, que el dato del lugar de su impresión no aparece en las mismas, lo que hemos de suponer que fueron diseñadas en Inglaterra y remitidas a Jerez para ser adheridas a las botellas por las bodegas que embotellaban esos vinos.

Además de ofrecernos datos iconográficos de los edificios y paisajes urbanos británicos, aportan los nombres de los wine merchants que hacían esos pedidos particularizados para la venta en sus restaurantes, o en sus propias cadenas de tiendas y licorerías.

También la variedad de términos que se usaba para los tipos de vinos de Jerez en el mercado de Gran Bretaña e Irlanda por aquellos años: amontillado, extra dry manzanilla, dry fino, cream, pale cream, nutty brown, fino, very fine amontillado, brown rich Nutty, oloroso medium rich etc.

Recomendamos, para aquellos que deseen ampliar información sobre algunas de las empresas de vinos mencionadas, y sus propietarios, el capitulo 10 del libro de Tim Unwin, El vino y la viña (Tusquet, 2001), que titula La hegemonía del capital en el siglo XX.

Vistas de Londres

En algunas de estas etiquetas podremos disfrutar de ejemplos de edificaciones históricas de la capital, Londres. Algunas desaparecidas por el paso del tiempo, otras han modificado su aspecto.Es el caso del magnífico conjunto del Staple Inn, un edificio del periodo Tudor situado al sur de la calle High Holborn, cercano a la estación de metro Chancery Lane. Es considerada la última posada que sobrevivió casi intacto en aquella, catalogada con el grado I de protección desde 1974.

Sobrevivió al Gran Incendio de 1585, pero sufrió graves daños durante los bombardeos de la SGM, siendo restaurado al finalizar la contienda.

Esta forma parte de una serie de tres en la que también se representaba una vista de Blenheim Palace, residencia monumental de principios del XVIII construida por John Vanbrugh para los duques de Marlborough.

Estaban destinadas para Morgan, fundada en 1745, con embotellado de Rawlings and Sons, pero todo parece indicar que no se completó el proceso para comercializar las botellas con estos marbetes.Un lugar emblemático de la City londinense es el Temple Bar, que es considerada la única de las puertas antiguas de la ciudad que aún se mantiene en pie. Construida por Christopher Wren entre 1669 y 1672, ha pasado por numerosas vicisitudes.

Se desmontó en 1878, quedando olvidada en un jardín, hasta que en el 2003 fue restaurada e integrada a su lugar original, cercana a la Catedral de San Pablo. Lustau embotellaría los vinos con ese nombre para Rawling Voight Ltd.

También Lustau, las más activa como vemos, embotelló sus vinos para el famoso restaurante Rules. Este establecimiento de lujo está situado en las cercanía del Covent Garden. Su fundación en 1798 lo convierte en el local de comida más antiguo de Londres.

El restaurante ha aparecido en novelas de Graham Greene, Dick Francis, Dorothy L. Sayers y Evelyn Waugh. Fue lugar del rodaje de la película Spectre, con James Bond, así como en varios capítulos de la serie televisiva Downton Abbey.

Por su parte, los comerciantes de vinos londinenses, Russell&McIver, cuya compañía fue creada en 1865, hicieron su encargo de embotellado a las bodega de Rafael Reig, de Sanlúcar.

Para el diseño de su etiqueta eligieron la vista parcial del Coal Exchange (la Oficina de Valores del Carbón), que se encontraba en el lado norte de Thames Street.

Desde su fecha de construcción en 1770 hasta su demolición, en 1962, sufrió varios cambios. El edificio fue inaugurado en 1849, y fue uno de los primeros edificios construidos con hierro fundido. En la etiqueta podemos ver su pórtico semicircular coronado con su peculiar torre de 33 metros de altura.

Las dos últimas serán imágenes de cadenas de comestibles que fueron lugares importantes para la venta de nuestros vinos. El primero, Berry Bros&Rudd es uno de los más veteranos y famosos de Londres. En sus inicios, en 1698, el negocio estaba dedicado al café y al té, pero con el paso de los años se especializó en vinos y licores, llegando a ser los proveedores de la Familia Real Británica. Sería en 1803 que uno de los descendientes, George Berry, y dos de sus hijos después, los hermanos, George Jr. y Henry, los que alcanzaron fama y dinero en el sector. A ellos se unieron la familia Rudd.

Desde su prominente situación del nº 3 de St. James Street, su elegante tienda es un paso obligado para los amantes de los vinos. Entre sus clientes más famosos hay que mencionar a Lord Byron, William Pitt el Joven, Aga Khan y Beau Brummell. Y es la fachada de la tienda la que se reproduce en la etiqueta.Por su parte, W. H. Cullen da nombre a una conocida cadena de comestibles inglesa, fundada hacia 1876. Díez Hermanos embotellaba su jerez para ellos. Y en la etiqueta se observa las fachadas de tres edificios, donde en el central cuelga el letrero con el nombre.

Lejos de la gran ciudad

Alejándonos de la gran urbe que es Londres encontraremos en estos pequeños trozos de papel otras representaciones arquitectónicas que forman parte del imaginario colectivo aquellas Islas.Nos dirigimos a Yorkshire. Aquí, Favell y Cia. creó una de las etiquetas más elegantes de esta serie, con un atractivo dibujo de una calle a finales del XVIII. En el texto se lee: White, Favell (Vitners), Ltd. London. Hace referencia al establecimiento ubicado en la Stone House, del 21 de Church Street, en Sheffield, que fue fundado en 1795.

Este edificio fue ocupado desde 1923 a 1970 por White, Favell and Cockayne, wine and spirit merchants.Se completa con esta información: Leoma Sherry. Very fine Amontillado. Pale and Dry but with a pleasing fulness of flavour Stone House Public House. Pero resulta extraño que no se indique la bodega de origen.Para Eldrige Pope y su Casterbridge Sherry, Lustau, de nuevo, vendió sus vinos adornando sus envases con una vista del Mercado de Dorchester en 1835, tomada de un grabado de la época. Los orígenes de esta empresa e remontan a 1837, cuando Eldrige Pope y su mujer se inician en el negocio de la cerveza en Dorchester, al sur de Inglaterra. Sus descendientes diversificaron el negocio como wine merchants, incluyendo en su cartera lo vinos de Jerez.

Por su parte, la sanluqueña Vinícola Hidalgo lo hará para la reputada firma Tanners. La etiqueta reproduce un conocido grabado con la vista del English Bridge. Una imagen representativa de la población de Shrewsbury, al oeste de Inglaterra, lugar de nacimiento de Tanners.

El puente inglés es un viaducto de arco de mampostería que cruza el río Severn, y es obra del arquitecto John Gwynn, en 1774.

El comerciante de vinos y espirituosos escocés, William Mitchell, se instaló en Dublín a principios de 1800, y en 1805 abrió con éxito su comercio en Grafton Street. En 1887, sus descendientes, actualmente la dirigen miembros de la séptima generación, ampliaron el negocio a la venta de vinos y licores, estableciéndose en el 21 de la calle Kildare. En ese momento, era una práctica común en Irlanda, compraran a granel de las destilerías de whisky para luego madurarlos en sus propios barriles. Para tal fin tenían un amplio suministro de botas debido a la importación de vinos fortificados como el oporto y el jerez. De esta manera popularizó su whisky envejecido en las botas que habían contenido previamente jerez, tanto las de olorosos como de finos. Su green spot, el color con el que marcaba su whisky de 10 años, aún se comercializa. En la etiqueta de su jerez se muestra un dibujo de la fachada de su establecimiento en Dublín, con su logotipo de una celada.

El edificio religioso de la catedral de Worcester se representa de forma esquemática en la parte superior de otra etiqueta, procedente el vino de las bodegas sanluqueñas Barbadillo. También la etiqueta, esta vez con la forma de un barril, de las tiendas de John Fanes, copiando la misma imagen. Las bodegas Varela colaboraban a tal fin.

Walker&Scoott´s fue una empresa de venta de vinos y destilados creada en York, en 1721, junto a la famosa puerta medieval de la ciudad, conocida como Micklegate. Y es esta imagen, rodeada de una orla de parra y racimos de uva la que aparece en la etiqueta.

Finalmente, Arthur Purchase e hijos, era una empresa de vinos de la ciudad inglesa de Chichester, que al parecer fue fundada por la familia Purchase en 1780, así aparece en la etiqueta de sus vinos de Jerez, con los vinos, como no, de Lustau. En el centro de la etiqueta aparece la entrada del edificio; actualmente funciona como restaurante y alojamiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios