Noticias falsas

Las ‘fake news’ inundan estos días las redes sociales

  • El Ministerio del Interior recopila más de medio centenar de bulos relacionados con el coronavirus

El supuesto hospital de campaña en el mercadillo de Alcosa en Sevilla El supuesto hospital de campaña en el mercadillo de Alcosa en Sevilla

El supuesto hospital de campaña en el mercadillo de Alcosa en Sevilla

El Ministerio del Interior ha hecho una recopilación de las fake news que han circulado desde el inicio de la crisis por el coronavirus, que ha reunido en un documento de trabajo sobre el que se elaborará un informe del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO). En ese documento, al que ha tenido acceso este periódico, se reúnen medio centenar de bulos que han tenido cierta difusión en España en los últimos días.

Muchos de ellos son notas de audio que se distribuyen mediante Whatsapp, como el de una mujer que afirma ser la médico de familia Natalia Prego Cancelo y que habla de “una manipulación emocional y psicológica de la población”. Otro audio es el del supuesto jefe de Cardiología del Hospital Gregorio Marañón de Madrid. El verdadero jefe del servicio tuvo que publicar un tuit para desmentirlo.

En los últimos días también ha circulado otro bulo a través de nota de voz en el que la persona que habla asegura que tiene un familiar en el Ejército al que ya han comunicado que se va a decretar el estado de excepción y anima a la población a que hagan compras masivas en los supermercados porque luego no se podrá salir a comprar.

En el informe del Ministerio figura el mensaje que recomienda dejar los zapatos fuera de casa porque el coronavirus vive en el asfalto durante días, o que algunas cadenas de supermercados iban a limitar la compra a sólo dos personas y un máximo de seis bandejas de carne.

Algunos otros de los bulos que circulan por las redes son que el Vaticano ha confirmado que el papa Francisco padece la enfermedad, que el diario El País haya publicado que Juan Carlos I lo tiene, o que lo hayan contraído otros miembros de la Familia Real. Tampoco la ex alcaldesa de Madrid Manuela Carmena lo sufre.

Las aseguradoras no están exentas de cubrir accidentes de tráfico durante el estado de alarma o los remedios caseros contra el coronavirus. Aquí se incluyen consejos como beber mucha agua o hacer gárgaras con agua tibia y sal o vinagre. Tomar agua caliente tampoco “mata al bicho”. No se puede saber si uno tiene el virus porque pueda o no aguantar la respiración durante más de diez segundos, ni tampoco beber sorbos de agua acabará con él gracias al “ácido del estómago”. 

También incluye Interior entre los bulos el hecho que Pablo Iglesias e Irene Montero dispongan de dos UVI móviles en la puerta de su casa para atenderles, que el secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, asegurara que prefería tener coronavirus a ser homosexual o que el ex presidente del Gobierno Felipe González haya asegurado que “el experimento de la coalición ha caducado ya”. Tampoco el ministro de Salud de Egipto ha presentado en China un “suero egipcio” que cura los efectos de la enfermedad ni ha habido nunca 600 madrileños confinados en un hotel de la Manga, ni se va a pulverizar ninguna sustancia sobre todos los municipios de Málaga desde un helicóptero.

El Gobierno no ha dicho nunca que va a dar por aprobados los exámenes que no se puedan hacer por la suspensión de las clases, ni que el Ejército vaya a proceder al cierre total de Madrid, el País Vasco y La Rioja. Uno de los que no podía librarse de los bulos es el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, del que se ha dicho falsamente que pronunció la siguiente frase: “Lo mejor es infectarse ahora porque luego no habrá camas para todos”.El equipo médico que cuida del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, compuesto por 14 personas, no se ha creado como consecuencia del coronavirus, sino que es un convenio que se firmó en 1997 y ha atendido a todos los presidentes desde entonces. 

Tampoco hay constancia de ladrones que se hacen pasar por personal sanitario que realiza pruebas de coronavirus para entrar en las casas y robar, ni es real el cartel que afirma contagiar la enfermedad a cambio de sesenta euros.

Las imágenes de un supermercado Aldi colapsado que se han hecho virales corresponden en realidad a la inauguración de una superficie de esta cadena en Alemania en 2014, y el supuesto saqueo de un supermercado en Vitoria sucedió en Chile el pasado mes de octubre.

En Sevilla circula por miles de teléfonos móviles una imagen en la que se aprecian varios camiones militares aparcados en el solar de un mercadillo, otro de la Cruz Roja del que un grupo de personas descargan algo y varias tiendas listas para acoger enfermos en lo que se supone que es un hospital de campaña. Sin embargo, en el solar del mercadillo no hay montado estos días ningún hospital de campaña.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios