Jerez

Fin de semana con sabor a Cuaresma

  • Actos de culto, carteles y conciertos en el comienzo del mes de febrero

Conforme pasan los días y a falta de diez para el Miércoles de Ceniza, los fines de semana están ya ambientados en la Cuaresma y, por ende, en la Semana Santa. Ayer, primer domingo de febrero, tuvieron lugar varias citas entre actos de culto y de otra índole. Por San Mateo, la hermandad del Desconsuelo cerró el triduo a su Patrón, san Blas, con una procesión por el casco antiguo con la imagen acompañada por la música de la Agrupación Virgen de las Lágrimas de San Fernando.

Otra cita destacada fue el besamanos a María Santísima de la Candelaria en Santa Ana, iniciándose a primera hora con la eucaristía en la que se recibió a los nuevos hermanos y, seguidamente, abriéndose este acto de culto. Se cerró sobre las ocho de la noche tras un día intenso por Santa Ana donde el ir y venir de cofrades fue notable en esta tradicional cita con la dolorosa de La Plata en la celebración de La Candelaria. Un acto singular tuvo lugar a mediodía. La peña rociera El Viejo Simpecao visitó a la Virgen haciendo una ofrenda floral y se entonó la Salve rociera a cargo de cinco piteros.

En otro contexto, los Claustros de Santo Domingo acogieron ayer la presentación del cartel que anualmente edita la hermandad del Mayor Dolor, que este año está basado en una pintura de Fernando Aguado. La cita fue al mediodía en este singular espacio, adornando el acto la Agrupación Musical San Juan que ofreció un repertorio de marchas procesionales. Esta misma formación musical ofreció el día antes, el sábado, otra actuación en el convento de Santa María de Gracia con motivo de estrenar una marcha dedica a Jesús Cautivo, de la hermandad del Cristo del Amor, imagen a la que toca los Martes Santo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios