Bodegas

"Fino y Manzanilla son dos iconos, pero unidos son mucho más"

  • La consejera de Agricultura bendice el acuerdo sectorial que pone fin a las diferencias entre las denominaciones de origen de los vinos del Marco de Jerez y despeja su futuro

  • Carmen Crespo reitera el apoyo de la Junta al sector y le anima a aprovechar las oportunidades de futuro que se le presentan 

La consejera junto al presidente del Consejo del vino y responsables de las organizaciones sectoriales firmantes del acuerdo.

La consejera junto al presidente del Consejo del vino y responsables de las organizaciones sectoriales firmantes del acuerdo.

Camino despejado y con la bendición de la Junta de Andalucía. La consejera de Agricultura, Carmen Crespo, ha mostrado este jueves el apoyo de la Administración autonómica al acuerdo alcanzado por las organizaciones sectoriales representadas en el pleno del Consejo Regulador del vino y que allana el futuro de los vinos de Jerez y la Manzanilla.

“El acuerdo, aunque tenga sus flecos, cierra dos años de diferencias entre las dos denominaciones de origen; es un acuerdo histórico entre las dos DDOO, pero también entre las ciudades de Jerez y Sanlúcar”, manifestó la consejera en el acto para bendecir la reconciliación celebrado en Bodegas Barbadillo en presencia de responsables de las organizaciones firmantes (Fedejerez, Bodegas de Sanlúcar, cooperativas del Marco y viñistas independientes de Asevi-Asaja) y del Consejo Regulador, así como una amplia representación política encabezada por la viceconsejera de Agricultura, la delegada del Gobierno andaluz en la provincia y el alcalde de Sanlúcar.

Tras la bienvenida a cargo de Manuel Barbadillo, presidente de Barbadillo, La titular de Agricultura felicitó a las partes por la consecución de un acuerdo que “amplía las oportunidades de cara al futuro de la comercialización, que pone en valor la cultura y la tierra”, porque “donde existe unidad existe victoria” y “fino y manzanilla son dos iconos de la marca España y de la marca Andalucía, pero unidos son mucho más”.

Crespo reiteró el apoyo de la Junta a las figuras de calidad de Andalucía, entre ellas los vinos del Marco, considerado un sector estratégico tanto por cuestiones económicas como de imagen, porque “significa cultura, historia, tradición, economía, empleo, también una importante industria auxiliar, y turismo” y “Andalucía difícilmente puede venderse sin sus vinos”.

En representación del sector, el presidente del Consejo Regulador, César Saldaña, agradeció y recalcó el “apoyo decidido” de la Junta al acuerdo sectorial que permitirá “construir un futuro más próspero para todos”.

Brindis entre los responsables del sector del vino y políticos presentes en el acto celebrado en Bodegas Barbadillo. Brindis entre los responsables del sector del vino y políticos presentes en el acto celebrado en Bodegas Barbadillo.

Brindis entre los responsables del sector del vino y políticos presentes en el acto celebrado en Bodegas Barbadillo.

Saldaña recordó que “el acuerdo desbloquea un conjunto de cuestiones que impedían avanzar en la actualización de los pliegos de condiciones de las Denominaciones de Origen y supone una inyección de optimismo para centrarse en los auténticos retos una vez se supere la pandemia”.

El responsable de la institución jerezana del vino subrayó “la madurez y la altura de miras de las organizaciones representadas en el pleno, que han entendido la necesidad de renunciar a algunos de sus postulados para superar sus diferencias y favorecer el interés común”, algo que, admitió, “no es fácil en un sector muy heterogéneo y en el que es complejo a veces alinear todos los intereses por la diversidad que es seña de identidad del Marco”.

El acuerdo, que deberá ser ratificado por el pleno del Consejo para su posterior desarrollo en los pliegos de condiciones, contempla la unificación de las Zonas de Crianza y Producción de la DO Jerez-Xéres-Sherry (abre la puerta a la crianza de vinos de Jerez en las bodegas enclavadas en la zona de producción –Trebujena, Chiclana, Chipiona, Lebrija...); el establecimiento de un periodo transitorio para que todos los vinos de crianza biológica de Sanlúcar sean amparados por la DO Manzanilla (abandono paulatino por parte de las bodegas de Sanlúcar de la crianza de vino fino); e impulsa la singularidad de la DO sanluqueña con la modificación del reglamento para la creación de una Comisión de la Manzanilla que gozará de mayor independencia y la consignación de una partida presupuestaria específica para su promoción.

Del mismo modo, prosiguió Saldaña, el acuerdo avala la regularización de formas de comercialización y consumo propias de estos vinos en el ámbito local, en concreto la venta directa en los despachos de vino de las bodegas y las ventas a granel en los tabancos; y ampara la constitución de la Comisión del Viñedo, con poder de decisión en políticas relativas a la producción y pone el foco en el ámbito vitícola para el que se abren importantes oportunidades.

El acuerdo, aunque de amplio consenso, no es unánime por la ausencia en la firma días atrás en el Consejo del vocal de las bodegas José Estévez, representada ayer en el acto pese a sus discrepancias con el texto. Según los responsables de la bodega, que eludieron pronunciarse sobre la posición que adoptarán en el pleno, su ausencia, tanto en la firma del acuerdo como en su negociación previa, obedece a que no fueron invitados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios