Por delante, dos meses de rebajas

Grandes descuentos y pocas bolsas por la calle

  • La campaña de rebajas da el pistoletazo de salida con un escaso público · El sector textil sigue siendo el más beneficiado

¿Han empezado las rebajas? Más de uno se habrá hecho esta pregunta al ver el poco ambiente que se vivió ayer en el centro. La esperada imagen entre los comerciantes de la marea humana llena de bolsas se esfumó poco a poco durante la primera jornada de la campaña de rebajas de verano. Los descuentos agresivos que los empresarios colgaron en sus tiendas no fueron suficientes para atraer al público como en años anteriores. Sin duda, la crisis dejó ayer su huella en el inicio de la temporada en la que no se tuvieron que esperar muchas colas, a excepción de contados comercios, para llevarse a casa nuevos artículos.

A las diez y media de la mañana, en el centro comercial de Área Sur el ambiente que se respiraba era de un día normal. Eso sí, el desorden en ciertas tiendas de ropa dejaba entrever que los clientes buscaban las esperadas gangas de la temporada. La ya tradicional foto de la escalera automática llena de gente pasó al olvido para dejar la estampa de la tranquilidad más absoluta en el arranque de las rebajas y los descuentos de más del 50% inundaron los escaparates anunciando que en esta ocasión se alcanzarán precios más asequibles. "La verdad es que esperamos que sea una campaña buena no sólo el primer día, sino durante todo el fin de semana", comentó el encargado de Sportown, Alejandro González, quien añadió que esta campaña supone un crecimiento en las ventas de hasta el 50% en comparación con el resto del año. Responsables de otras firmas reconocieron además que esta temporada no se puede comparar con la del mes de enero, ya que la de primero de año supone la campaña de rebajas más fuerte.

En las primeras horas del día los bares del centro registraron más movimiento que algunos comercios. Como cada año, las firmas de la compañía Inditex fueron las que más público atrajo, sobre todo juvenil, dejando el calzado en un segundo plano. Lo que sí llamó la atención de más de un consumidor fue la división dentro del local de la ropa rebajada y las nuevas temporadas que no están sujetas a los descuentos. "He venido buscando biquinis que había visto hace unos días y me he encontrado con la mitad de la mitad de lo que se exponía. No me parece bien", reconoció Isabel García. Pero no todo fueron quejas en esta primera jornada y algunos consumidores dieron buena cuenta del inicio de las rebajas. "Me he gastado ya más de 150 euros, pero claro, ahora me lo llevo todo a mi casa, me lo pruebo y descambiaré cosas. Lo hago así porque no me gusta perder tiempo en los vestuarios", señaló Carmen Moreno.

La Unión de Consumidores de la provincia, tras realizar una encuesta, avanzó que el 56% de los encuestados sí van a comprar en rebajas, mientras que un 21% nos sabe claramente si hará alguna compra en este período de ventas, y, el 23% se muestra indeciso.

Otro dato importante que se saca del estudio es que las rebajas, hoy por hoy, satisfacen a "poca gente". Un 82% de los encuestados señalan que "no les van a satisfacer las compras en este periodo". Quizás este dato se da porque un 89% considera que a lo largo del año se han producido ya rebajas encubiertas y, por tanto, este periodo de rebajas que se inició ayer no va a aportar ningún descuento adicional.

En este sentido, el presidente de la asociación Asunico, Manuel García, reconoció que "hemos empezado con el pie cambiado. La imagen de hoy ha sido la ausencia de bolsas por la calle y está claro que este primer día de rebajas confirma lo que se viene sufriendo desde primero de año, un consumo estancado". A pesar de que días antes de la campaña reconoció que tenía "esperanzas", tras la jornada de ayer apuntó que "estamos en la UCI y el consumidor ha perdido confianza a la hora de comprar. No hemos visto un normal día de inicio de rebajas".

Un mensaje más optimista lanzó el presidente de Acoje, Fernando García, quien reconoció que a pesar de la crítica situación económica de las familias jerezanas, "se han visto por las calles algunas bolsas de compras. Eso sí, cuando ha apretado el calor se ha notado que ha bajado el número de clientes, algo normal en el verano". Desde la asociación anunciaron que el 32% de los consumidores van a comprar durante la primera semana de campaña, el 24% durante las dos primeras y el resto se reparte hasta finales de agosto con un repunte en las ventas en los primeros días que se anuncian las segundas rebajas.

"Sabemos que no va a ser una buena campaña, pero tenemos que estar contentos con lo que se vende de más en estos días. Lo más mínimo es una alegría para nosotros, hay que ser optimistas. Pero sí es cierto que si comparamos este arranque con el de hace cinco años el balance es tremendamente malo", recalcó García. Aunque muchos empresarios confían en esta temporada para levantar un poco las ventas, lo cierto es que ya sea por el calor o porque las rebajas han empezado en un día laboral, la campaña no ha registrado el público esperado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios