Jerez

El Grupo Remolachero asegura que "lo que pueda venir nunca va a ser mejor de lo que hay"

  • José Manuel Díez, presidente de los remolacheros de la provincia, expresó su temor a que los primeros compradores dilapiden la cuota azucarera de España

El Grupo Remolachero de Cádiz, acogió ayer con preocupación el anuncio de la posible venta o escisión de la matriz de la división azucarera de Ebro Puleva, opciones que generan "gran incertidumbre" en el sector.

El presidente de los remolacheros de la provincia, José Manuel Díez, recordó ayer que el anuncio viene a confirmar lo que "reiteradamente hemos denunciado desde el Grupo Remolachero", que al gigante agroalimentario español "no le interesa el negocio del azúcar".

"Hace dos meses saltó el rumor de la posible venta y Ebro se apresuró a desmentirlo, pero ahora no ha tenido más remedio que admitirlo", subrayó Díez, quien sostuvo que aunque "para los accionistas de la compañía puede ser una buena noticia, para los agricultores, a priori, no lo es", ya que "lo que pueda venir nunca va a ser mejor de lo que hay".

En este sentido, el presidente del Grupo Remolachero expresó su temor a que los posibles compradores -las primeras noticias apuntan a otros gigantes del sector alemanes, británicos y franceses- vengan a dilapidar la cuota azucarera de España, lo que daría al traste con los planes de futuro que productores e industria tenían apalabrados hasta 2013 y en los que se contemplaba el mantenimiento de la azucarera del Guadalete, la única de la zona sur que logró escapar a los cierres de fábricas por la reestructuración.

"Estábamos acostumbrados a un interlocutor y ahora no sabemos qué es lo que puede venir", insistió Díez, quien se preguntó si en caso de venta se garantiza el mantenimiento del 50% de la cuota en España acordado por Ebro Puleva, productores y administraciones públicas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios