inmuebles

Historia de unas sucesiones

  • Tras ser subastado porque sus herederos no pudieron pagar el impuesto, el hotel Ávila fue un 'low cost',

  • La Junta lo ha alquilado para acoger a menores

Exterior del antiguo hotel Ávila. Exterior del antiguo hotel Ávila.

Exterior del antiguo hotel Ávila. / miguel ángel gonzález

Comentarios 2

En este verano el antiguo hotel Ávila está dando techo a menores inmigrantes. La Junta de Andalucía lo alquiló recientemente ante la enorme avalancha sufrida en el Estrecho que, entre otras consecuencias, ha provocado que los centros de acogida de menores estén muy por encima de su capacidad.

No obstante, la de ahora es una etapa más que ha tenido un inmueble que ha vivido una intensa historia, especialmente, en los últimos cuatro años. Como es conocido, el establecimiento fue adquirido por Francisco Pacheco -muy conocido por haber sido uno de los precursores a la afición por las motos en esta ciudad- en la década de los setenta. En 2010 falleció y el negocio pasó en herencia a sus cuatro hijos.

Sin embargo, el impuesto de sucesiones supuso un escollo insalvable para la familia. El periodista Jesús Cacho, en un artículo publicado en Vox Pópuli, publicaba en abril del año pasado la historia sufrida por los herederos ya que la Junta estableció que por el edificio debían pagar unos 330.000 euros en concepto de este tributo, una cuantía a la que había que añadirle la plusvalía, que va a las arcas del Ayuntamiento. En un principio, la familia Pacheco trató de venderlo pero el mercado no respondió así que finalmente, y tras varios intentos y propuestas para tratar de mantener el inmueble, se inició un procedimiento de subasta que acabó en 2015. Lo que más indignó a la familia fue el precio de adjudicación, de apenas 185.000 euros, un importe notablemente inferior al más de millón de euros en el que se tasó el inmueble y que sirvió para calcular la cuota del impuesto de sucesiones. No en vano, plataformas como Stop Impuesto sucesiones utilizaron el caso de este edificio como uno de los emblemas en su lucha contra este tributo.

Tras esto, el nuevo propietario mantuvo la actividad hotelera y durante algunos años este inmueble, catalogado con dos estrellas, pasó a denominarse 'Avila Jerez Center Low Cost Hotel' buscando en los principales portales de búsqueda un nicho de mercado en esos turistas que buscan bajos precios.

Pero un fenómeno ajeno a la vida de un negocio de este tipo iba a acabar escribiendo un nuevo capítulo en la historia de este inmueble. Desde hace unos meses, las costas de la provincia viven una verdadera avalancha de pateras con unas cifras que hacía años que no se alcanzaban. Esto ha provocado que los centros de acogida de inmigrantes, tanto de mayores como de menores, se encuentren desbordados.

Jerez cuenta con un centro de acogida de menores -técnicamente se les denomina menas(Menores Extranjeros no Acompañados)-, el Manuel de Falla, ubicado en la barriada España. Pero, tal y como se ha denunciado en numerosas ocasiones, se ha quedado pequeño ante la masiva llegada de este verano, un problema que arrastran todas las instalaciones de este tipo en Andalucía. Por ello, en junio, la consejera de Igualdad y Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, anunció la contratación de 300 plazas residenciales para el acogimiento de menores extranjeros no acompañados en las provincias de Almería, Cádiz, Granada y Huelva. Y el pasado 28 de agosto, Sánchez-Rubio elevó un informe al Consejo de Gobierno de la Junta de la habilitación de otras 451 plazas de emergencia para el acogimiento de menas.

No obstante, este medio preguntó a la Junta de Andalucía por los detalles de la contratación de este céntrico inmueble, sin obtener respuesta, y si la del hotel Ávila formaba parte de este paquete anunciado. En junio, según lo apuntado por la consejera, el ejectuvio andaluz tenía previsto gastarse unos tres millones de euros para abonar estas plazas en toda Andalucía ya que, entre las competencias autonómicas, se encuentra la de acoger y tutelar a estos menores.

Este medio sí ha podido saber que el uso de este inmueble es temporal y vinculada exclusivamente a la avalancha sufrida este verano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios