Educación

El CEIP La Ina abre sus puertas a los alumnos del Jerez urbano

  • El colegio, con una ratio de diez alumnos por aula, oferta sus plazas vacantes a las familias que no estén satisfechas con el centro escolar que les otorgue Educación

Un grupo de alumnos del CEIP La Ina. Un grupo de alumnos del CEIP La Ina.

Un grupo de alumnos del CEIP La Ina.

El CEIP La Ina busca alumnos en Jerez. Quiere aumentar la ratio del colegio y, como en años anteriores, hace una oferta al alumnado del Jerez urbano que no esté satisfecho con el colegio que le otorgue Educación.

El propio delegado de Alcaldía de La Ina, Carlos Vidal Biedma, se ha puesto al frente de la operación para atraer alumnos al CEIP La Ina con la intención de contrarrestar la falta de natalidad en la zona rural.Como todos los meses de marzo de cada año, mes en el que la Junta de Andalucía abre el periodo de admisión de alumnos para los centros públicos y concertados, el alcalde delegado vuelve a lanzar la promoción del CEIP La Ina de su localidad. El colegio oferta la posibilidad de cursar estudios de Infantil, Primaria y los dos primeros cursos de Secundaria. En concreto, tiene un aula de Infantil donde están todos los niños de 3, 4 y 5 años; hay un aula por cada uno de los cursos de Primaria (1º a 6º), un aula para 1º de Secundaria y otro aula para 2º de Secundaria.

Actualmente estudian en este centro escolar de la zona rural unos cien alumnos, y el 25 por ciento de ese alumnado procede del Jerez urbano, alumnos cuyas familias han decidido en los últimos años buscar otras alternativas por el descontento que existe con los centros asignados, por lo que recurren a La Ina, un colegio que encuentran a no muchos minutos de Jerez. Como señala el propio Carlos Vidal, “el tiempo que tardamos en cruzar Jerez es el mismo o más que el tiempo que podemos dedicar a acercar a nuestros hijos a este colegio de La Ina”.

El delegado de Alcaldía expone las numerosas ventajas que tienen los centros rurales, concretamente el CEIP La Ina, puesto que “tenemos una media de diez alumnos por clase, comedor escolar de gestión directa y un programa de actividades extraescolares que además de fomentar el desarrollo socioeducativo de los alumnos, permite mejorar la conciliación de la vida laboral y familiar al alargar la salida del colegio de nuestros hijos”.

En esa línea continúa argumentando que “esta baja ratio permite una educación más individualizada, prestando más atención a las necesidades de cada alumno”.

En relación al comedor, Carlos Vidal señala que “la gestión directa permite elaborar diariamente la comida que servimos por parte de profesionales, por lo que no comemos de catering, además de no contar con productos procesados. Este servicio, unido al programa de actividades extraescolares, permite que las familias puedan recoger a sus hijos a las cinco y media de la tarde”.

Por otro lado, el alcalde delegado quiere aprovechar la oportunidad para recordar a las familias interesadas que, desde la AMPA, se han ofrecido a enseñar el centro a aquellas personas que estén interesadas en conocerlo para decidir si optan por este tipo de enseñanza “que cuenta con buenos profesionales avalados por distintivos a nivel andaluz”, recalca Carlos Vidal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios