Jerez

La campaña de alcoholemia de la Policía Local sólo deja seis positivos

  • Auspiciada por la DGT, cuatro de ellos depararon multas y otros dos supusieron la detención de los conductores

  • Los agentes municipales hicieron 504 pruebas en 7 días

Un policía local en un control de alcoholemia en el centro de Jerez la pasada semana. Un policía local en un control de alcoholemia en el centro de Jerez la pasada semana.

Un policía local en un control de alcoholemia en el centro de Jerez la pasada semana. / Vanesa Lobo

La campaña de controles de alcoholemia llevada a cabo por los agentes de la Policía Local en el casco urbano de la ciudad con motivo de la campaña que a nivel nacional auspició la Dirección General de Tráfico deparó la detención de dos conductores y la imposición de sanciones económicas y retiradas de puntos a otros cuatro.

En total fueron seis los transgresores del código de circulación, el cual marca que los conductores deben circular (preferentemente con una tasa de cero miligramos) con un máximo de 0,25 miligramos por litro de aire expirado y 0,15 si se trata de conductores noveles (con menos de un año desde la obtención del permiso) o de conductores profesionales, es decir aquellos que se ganan la vida conduciendo. En este ámbito se encuentran tanto los camioneros y transportistas como los conductores de autobús.

Los dos conductores que resultaron detenidos arrojaron alcoholemias superiores a los 0,60 miligramos por litro, a partir de las cuales no se considera la multa como sanción sino la detención y puesta a disposición judicial del sujeto en cuestión. Como medida de seguridad, para calibrar los posibles defectos que pueda padecer el alcoholímetro (el cual se verificado cada poco tiempo) los agentes empiezan a considerar una posible alcoholemia de nivel de delito cuando ésta supera los 0,65 miligramos por litro de aire. Se trata, más que nada, de una medida en la que la Justicia ha influido para dar un margen de error a los cómputos. No en vano, un veterano policía aseguraba ayer a este medio que “algo muy similar sucede cuando un radar calcula la velocidad a la que va un vehículo. En estos casos se suele añadir un 7% más de velocidad para que éste salte y, de forma segura, se sepa que el conductor en cuestión superaba la velocidad permitida de forma clara”.

Las cifras de esta semana se pueden considerar más que positivas. No en vano, los agentes de forma intensiva realizaron controles durante las mañanas, tardes y noches entre los pasados días 10 y 16 de diciembre. En total se hicieron 504 pruebas y además por toda la ciudad en lugares donde no suele ser habitual encontrarse un control de estas características. De todos ellos, tan sólo dieron positivo los 6 referidos. Esto viene a significar que apenas un 1,1% de los ciudadanos a los que se sometió al test de alcoholemia dieron positivo.

De otro lado se encuentra el hecho de que la Policía Local no terminará de realizar controles durante todo el mes en curso. Se empezó a este respecto el pasado 1 de diciembre y se seguirá hasta que hayan pasado las fiestas navideñas. El motivo principal es la proliferación de las fiestas navideñas denominadas zambombas por todo Jerez, en las cuales, como es sabido, el consumo de bebidas alcohólicas es, más que habitual, una tradición. Pese a ello, destaca la concienciación de la población local a este respecto, pese a las críticas que se han levantado frente a la escasa oferta de transportes públicos a determinadas horas de la noche. No en vano la flota del taxi se las ha visto y deseado para poder atender la avalancha de usuarios que se le venía encima. Incluso algunas voces han instado a la instalación (al igual que en otras grandes ciudades) de autobuses búho, que presten servicio nocturno entre el centro y los principales distritos de la ciudad para facilitar estos desplazamientos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios