Jerez

Jerez cierra el año con más de 108.000 contratos y cerca del 5% de aumento

  • El repunte de las contrataciones contrasta con la caída de las altas indefinidas, que apenas representan ya un 3,25% del total con poco más de 3.500 en el conjunto de 2016

Un camarero, ayer durante el montaje de los veladores de un establecimiento del centro. Un camarero, ayer durante el montaje de los veladores de un establecimiento del centro.

Un camarero, ayer durante el montaje de los veladores de un establecimiento del centro. / pascual

Hay mucho contrato temporal. mucho contrato a tiempo parcial y mucho contrato basura. A falta de industria y empleo estable, Jerez se encomienda a los servicios para seguir siendo el mercado laboral más dinámico de la provincia, a años luz de sus inmediatos seguidores. En 2016 se rebasaron los 108.000 contratos, la mejor cifra desde que estalló la crisis y la segunda mejor de la última década después de los 126.660 registrados en 2007.

El dato anual mejora en cerca del 5% el resultado del ejercicio anterior, que se cerró con algo menos de 103.000 contrataciones, pero las altas indefinidas mantienen su caída libre, para apenas representar ya un 3,25% del total, con poco más de 3.500 contratos frente a los 104.548 de carácter temporal.

Antes de las reformas laborales emprendidas por el PSOE y el PP (2010 y 2012), los contratos fijos superaban con creces el 4%, luego se movían un punto por encima de lo que representan hoy día. La pérdida de peso de las contrataciones indefinidas en el último año responde a un descenso de medio punto este tipo de altas respecto a 2015, mientras que los contratos temporales crecieron por encima del 5%, ampliando así su dominio absoluto sobre la escena laboral jerezana, en la que siguen teniendo excesivo protagonismo los grandes eventos de la primavera, las Fiestas de la Vendimia y la Navidad, marcados por el aumento de la demanda de mano de obra para trabajos puntuales, generalmente vinculados a la hostelería y al comercio, y en los que los contratos llevan incorporada la fecha de caducidad al cabo de pocas semanas y, en el peor de los casos, de pocos días e incluso horas.

Con todo, en 2016 se superaron los nueve mil contratos de media al mes frente a los 8.581 del año anterior, lo que al cabo del día se traduce en casi una quincena de contrataciones diarias de diferencia, que se dice rápido.

El grueso del aumento anual corresponde a la evolución del sector servicios, que cierra el último año con 75.690 altas laborales y del orden de cinco mil más que en el ejercicio anterior. La industria, de capa caída en los últimos años, salva 2016 con 7.200 contratos tras un aumento de unos 1.200, tantos como pierde la agricultura, que se queda por debajo de los 17.300. La construcción también pincha en un centenar de contrataciones, que reducen su total anual a 7.824.

En cuanto a la evolución mensual, diciembre arroja un incremento de los contratos frente a noviembre del 0,12% con apenas una decena de altas más. El incremento interanual (la comparativa con diciembre del año anterior) refleja un incremento del 3,9% y 47 contratos más.

En el caso de diciembre, la agricultura salva el mes con un aumento de 353 contratos que compensa la caída en el resto de sectores, encabezada por el descenso de 169 altas en la construcción. La industria, por su parte, pierde 89 contratos frente a noviembre, mientras que los servicios se dejan 84.

En el desglose por sexos, las mujeres recortan ligeramente la distancia con los hombres tras un incremento de las contrataciones en las primeras cercano al 6% frente al poco más del 4,2% de los segundos. Pero sigue habiendo un abismo entre los contratos masculinos, que en el conjunto del año ascienden a 65.353, y los femeninos, que se elevan hasta 42.718.

En diciembre se registraron 5.438 contratos a hombres frente a los 3.787 firmados por mujeres.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios