Jerez

"Jerez está comido de mierda"

  • El comité de empresa de Urbaser denuncia el "desmantelamiento del servicio"

El comité de empresa de Urbaser comparece ayer para denunciar el mal estado del servicio. El comité de empresa de Urbaser comparece ayer para denunciar el mal estado del servicio.

El comité de empresa de Urbaser comparece ayer para denunciar el mal estado del servicio. / miguel ángel gonzález

Comentarios 1

"Jerez está comido de mierda". Esta frase -que podría haber sido pronunciada por cualquier jerezano o visitante- fue utilizada ayer por Carlos Conesa, presidente del comité de empresa de Urbaser, para denunciar la situación en la que se encuentra actualmente el servicio de limpieza pública y recogida de basuras. Entre los datos aportados, Conesa destacó que la plantilla de Urbaser estaba compuesta en 2011 por 423 personas. Esta cifra ha mermado a noviembre de 2016 hasta 352 operarios y se espera que se reduzca aún más de aquí a 2019 -año en el que termina la concesión con Urbaser- debido a que están previstas un total de 56 jubilaciones.

Desde el comité de empresa de Urbaser detallaron, además, que de los 352 trabajadores que hay actualmente, "75 están a tiempo parcial con lo que la plantilla de lunes a viernes para el servicio tanto de recogida como de barrido es de 277 operarios". No obstante, sólo 125 se dedican realmente a la limpieza y recogida de basuras ya que el resto de empleados está destinado a labores de oficina, conducción, talleres, etc. Del mismo modo, desde el comité subrayaron que a la ciudad no han llegado vehículos nuevos desde que Urbaser comenzó con el servicio en 1995. A pesar de que en 2008 el gobierno local de Pilar Sánchez presentó la 'nueva' maquinaria de limpieza, el comité destacó ayer que los vehículos que han llegado en este tiempo a la ciudad han sido "como los autobuses", es decir, de segunda mano. Incluso, Conesa señaló que el reciclaje no se está llevando a cabo en todos los barrios, ya que se tienen que adaptar a los vehículos y trabajadores disponibles, y "faltan alrededor de 200 contenedores", añadió.

A pesar de las quejas, el comité dejó claro que la empresa está cumpliendo con todo lo pactado, por lo que culpó a los distintos gobiernos de la situación actual de "desmantelamiento de la plantilla". De hecho, desmintió que recientemente se haya ampliado el servicio, como se ha asegurado desde el gobierno local. "El personal y las dotaciones de los vehículos son totalmente insuficientes", dijo el presidente del comité señalando que esto provoca que "el servicio no se realice correctamente". Incluso, afirmó que este problema "viene pasando desde hace dos años y ha sido comunicado tanto a la dirección de la empresa como a Medio Ambiente hace más de 8 ó 10 meses".

En este punto, Conesa insistió en que tanto el servicio de limpieza viaria como el de recogida de basuras "ha visto mermado su personal entre un 30 y un 40%". Por estos motivos, el comité dejó ayer claro que "lo que queremos es restablecer la plantilla que teníamos anteriormente para poder realizar un servicio correcto, no extraordinario". "Desde hace más de dos años estamos solicitando que se haga una cobertura de vacantes de mínimo 100 empleos, como hace 3 o 4 años y aquí seguimos esperando", apuntó. Conesa resaltó que las actuaciones por parte de los responsables de este servicio, "tanto de este gobierno como de los anteriores, está permitiendo el desmantelamiento de un servicio tan importante como el de la limpieza pública". Además, "el no cumplimiento de las dotaciones de personal en los vehículos de servicio de limpieza podría llevar a la paralización de los mismos por la Inspección de Trabajo", advirtió.

A pesar de que la plantilla de Urbaser no contempla, por el momento, ningún tipo de movilización sí quisieron dar ayer un "toque de atención bastante serio al Ayuntamiento" para "que tenga muy claro lo que es el servicio de limpieza en la ciudad, puesto que la empresa a día de hoy está cumpliendo con los requisitos del convenio colectivo".

"Estamos hartos ya", dijo el presidente del comité de empresa asegurando que con la comparecencia de ayer pretenden "recordarle a la alcaldesa que no está cumpliendo con lo que nos dijo varias horas antes de firmar el convenio y era que se iba a interesar muy seriamente de lo que era la cobertura de las vacantes". En segundo lugar, advirtió que, aunque por el momento no tienen prevista ningún tipo de protestas, "si en 2018 no hay una inyección económica en el presupuesto municipal para la limpieza pública, ya verdaderamente tendremos que tomar medidas bastante más serias".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios