Jerez

Jerez se queda en puertas de bajar de 30.000 parados seis años después

  • La Semana Santa y su efecto en los servicios propician un recorte de 845 desempleados en abril

  • El descenso del 2,77% está muy lejos de la bajada del 4% en el conjunto de la provincia

Operarios de mantenimiento realizan trabajos de limpieza de la renovada fuente del Arenal. Operarios de mantenimiento realizan trabajos de limpieza de la renovada fuente del Arenal.

Operarios de mantenimiento realizan trabajos de limpieza de la renovada fuente del Arenal. / pascual

El municipio jerezano recortó en abril 845 parados y se queda en puertas de bajar de la barrera de los 30.000 desempleados, hito que logró por última vez hace casi seis años, en concreto entre mayo y junio de 2011. Y casi todo se debe a una buena Semana Santa. Suenan palmas de fondo aunque, en esta ocasión, el descenso del 2,77% del último mes en Jerez se queda muy lejos de la reducción del 4% en la provincia (Andalucía y España cerraron abril con -3,83 y -3,49 por ciento, respectivamente).

Pero la bajada del paro siempre es buena noticia, motivo por el que los partidos políticos y las administraciones públicas sacaron ayer pecho para apuntarse el tanto. Para el PP, que gobierna en Madrid, la bajada es por arte y gracia del Ejecutivo de Rajoy; para el PSOE, que gobierna en la Junta, es el fruto del trabajo del Ejecutivo de Susana Díaz. Incapaces de ponerse de acuerdo, se olvidan estos mismos partidos y sus gobernantes de que la tasa de paro de Jerez supera el 30%, unos diez puntos por encima de la media nacional.

Agricultura e industria apenas notan la bajada mensual del paro, que sube en la construcciónPP y PSOE se atribuyen el mérito de lo que no deja de ser un mero recorte coyuntural

Los datos de abril confirman la recuperación del empleo en término absolutos, que nada tiene que ver con la calidad del empleo, según denuncian los sindicatos, que no se cansan de denunciar la precariedad y estacionalidad que acompaña a la inmensa mayoría de los puestos de trabajo que se generan en la ciudad a raíz de la crisis económica. Y en la misma línea se pronuncian los empresarios, que a través de la patronal andaluza abogaron ayer por propiciar que el nuevo empleo sea permanente y no coyuntural, toda vez que entienden que la mejoría, en este caso por los buenos resultados económicos de la Semana Santa, es insuficiente ante las cifras absolutas de paro.

Es el sino de gran parte del nuevo empleo que se crea en Andalucía, también en Jerez, convertida en ciudad de servicios y entregada por completo a los grandes eventos y al turismo, la tabla de salvación tras la práctica desaparición de las grandes industrias, de las que apenas queda ya el testimonio de las bodegas, aunque con plantillas reducidas a la mínima expresión.

Precisamente, el PP y el PSOE en su alternancia en el Gobierno central condenaron a la ciudad al negarle un plan de reindustrialización, con el que sí contaron otros municipios españoles en los que su principal actividad económica se fue a pique, que ofreciera alternativas a la dura reconversión bodeguera.

Jerez pasó así en la década de los ochenta de ser una de las ciudades más prósperas y con mayor renta per cápita a uno de los más pobres y con mayores índices de paro -algo en lo que la provincia es especialista con varios municipios en los primeros puestos del ranking nacional-, condena que arrastra desde entonces y que trata de parchear con celebraciones festivas de todo tipo y, en los últimos años, con su tirón como destino en segunda línea de playa a precios mucho más económicos que el litoral.

En este contexto, los servicios marcan el ritmo de creación y destrucción de empleo en la ciudad, balanza que en abril se inclinó hacia el lado positivo por el efecto positivo de la Semana Santa en la hostelería y demás actividades relacionadas con el turismo.

En consecuencia, el sector servicios acaparó el 81% de la bajada del paro en abril, con un descenso de 688 desempleados (-3.39%). El resto de los sectores se reparten los 157 parados menos registrados en las oficinas de empleo al cierre de abril, de los que 79 corresponden al apartado de personas sin empleo anterior. Quedan otros 78, que corresponden a partes iguales a la agricultura y la industria, ya que la construcción rompió la baraja en abril con un aumento de dos desempleados.

Con todo, los 19.567 desempleados que permanecen adscritos a los servicios y los 4.444 que buscan un primer empleo representan el 80% de los 30.069 desempleados de Jerez, donde también hay 3.323 demandantes de la construcción, 1.654 de la industria y en torno a un millar de la agricultura.

A diferencia de meses anteriores, la bajada del paro de abril está exenta del marcado carácter machista que caracteriza al mercado laboral jerezano, ya que el paro masculino se redujo en 437 personas, mientras que el femenino bajó en 408. Eso sí, en las oficinas de empleo de la ciudad hay inscritos muchos menos hombres (12.210) que mujeres (17.859).

El Mundial de Motos y la Feria del Caballo tomarán el relevo de la Semana Santa en mayo, lo que presumiblemente se traducirá en un fuerte recorte del paro, tendencia que se mantendrá en el inicio del verano para ir desinflándose según se acerque la recta final del año. Es el ciclo natural de la evolución del paro en Jerez y de su absoluta dependencia del sector servicios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios