Jerez

Junta y Ayuntamiento buscan una solución negociada al proyecto de plaza Esteve

  • La Consejera de Cultura y la alcaldesa se reúnen este viernes en Sevilla para intentar encauzar el proyecto tras la orden de paralización de la Junta

  • Contemplan la posibilidad de mantener el adoquinado e incorporar bandas de rodadura para el tráfico 

Trabajadores de la adjudicataria del proyecto, esta mañana en calle Corredera. Trabajadores de la adjudicataria del proyecto, esta mañana en calle Corredera.

Trabajadores de la adjudicataria del proyecto, esta mañana en calle Corredera. / Pascual

La Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Jerez han abierto una vía de diálogo para intentar encauzar el proyecto para la reducción del impacto acústico del eje viario Corredera-Esteve-Santa María-Cerrón, sobre el que pesa la orden de paralización de las obras dictada por la delegación territorial de Cultura, aunque recurrida por el Ayuntamiento, por el incumplimiento de la Ley de Patrimonio Histórico ante la supresión del adoquinado para su sustitución por asfalto.

Tras el tira y afloja protagonizado por ambas administraciones en los últimos meses, en los que la comunicación entre las partes se ha limitado al cruce de requerimientos, la consejera andaluza de Cultura y Patrimonio Histórico, Patricia del Pozo, se reunirá este viernes en Sevilla con la alcaldesa, Mamen Sánchez, encuentro que contará con la asistencia de la delegada territorial del Gobierno andaluz en Cádiz, Ana Mestre, y su homóloga en Cultura, Mercedes Colombo.

Según la información recabada por este medio, Junta y Ayuntamiento parecen dispuestos a pasar página para tratar de resolver sus diferencias en torno al proyecto, que podría sufrir importantes modificaciones a fin de evitar las consecuencias negativas de su paralización para los comerciantes de la zona, bastante perjudicados ya por el impacto del Covid-19 sobre la actividad económica.

Entre las opciones que se barajan figura la posibilidad de renunciar al asfaltado en favor del adoquinado, que la Junta considera bien inmueble sujeto a "demolición" en caso de suprimirse, incorporándose al proyecto bandas de rodadura para facilitar la circulación por la zona, donde cabe recordar que se ubica una de las principales paradas del autobús urbano en el centro.

De hecho, en un principio se contempló la posibilidad de las bandas de rodadura, finalmente descartada por el Ayuntamiento por el mayor coste de esta alternativa frente al asfaltado. 

La Junta ya tiene en su poder el recurso de alzada presentado por el Ayuntamiento contra la orden de paralización de las obras emitida por la delegación de Cultura dentro del procedimiento administrativo abierto por un posible incumplimiento de la Ley de Patrimonio Histórico. 

El proyecto de remodelación del eje viario de Esteve fue aprobado el 8 de octubre del año pasado por la Comisión Local de Patrimonio Histórico tras el cambio de algunos de sus titulares por los suplentes y pese a las objeciones expuestas por hasta cuatro técnicos municipales, que votaron en contra del mismo. 

Según consta en el acta de la comisión, uno de los técnicos ya advirtió entonces del posible incumplimiento de la ley de una intervención que, a su juicio, debía contar con autorización de la Junta al tratarse de "la eliminación (demolición) del adoquinado existente", para lo que entendía que la comisión local delegada no tenía las competencias.

El mismo técnico cuestionó que existiera "una participación ciudadana real" al haberse presentado un único proyecto y no a todos los colectivos vecinales y asociaciones profesionales, y alegó que la vida útil de los adoquines llega a cuadruplicar la del asfalto. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios