Jerez

La Junta ofrece su ayuda al Marco, pero la supedita a cambios radicales

  • La Consejería de Agricultura buscará también la implicación del Gobierno central en su apuesta por la caldad y el mercado · Impone a las organizaciones un control exhaustivo y consenso en el reglamento

La Junta de Andalucía ha devuelto la pelota al tejado de las organizaciones sectoriales del Marco, a las que anunció ayer su total disposición a implicarse en la salvación del sector siempre y cuando los viticultores y las bodegas se comprometan formalmente a cumplir una serie de requisitos encaminados a mejorar la calidad del jerez y darle salida al mercado.

Durante la reunión celebrada ayer en Sevilla para avanzar en la negociación de la solicitud de ayuda urgente presentada por el sector a las Administraciones públicas para solventar los problemas coyunturales y estructurales que arrastra el Marco, los responsables de la Consejería de Agricultura dejaron claro que no habrá apoyo sin el consenso previo del sector en cinco puntos que la Junta considera de obligado cumplimiento.

En primer lugar, la Consejería de Agricultura reclama la adaptación y aprobación inmediata del reglamento, con especial atención a la definición -que sea medible, certificable y controlable- tanto de los distintos tipos de vinos como de los productos complementarios.

Frente al interés del Consejo Regulador por mantener el control dentro de la institución, aunque en un órgano independiente, la Junta también exige un sistema de control externo.

El tercer punto obliga a abandonar el uso de productos complementarios -mostos concentrados, alcohol vínico, vino de color...- de fuera del Marco, mientras que, en cuarto lugar, se impone igualmente el establecimiento de un método que permita determinar la vejez y composición de los vinos bajo la supervisión de la Estación de Viticultura.

Finalmente, el quinto y último punto establece la necesidad de implantar obligatoriamente las etiquetas con el sello de la Fábrica de Moneda y Timbre para evitar la posibilidad de duplicarlas.

A cambio, la Consejería de Agricultura colaborará en las distintas líneas propuestas por el sector, si bien sus responsables puntualizaron ayer que algunas podrán asumirlas directamente mientras que en otras hace falta la implicación del Ministerio de Medio Rural.

En este último apartado cabe encuadrar la destilación de crisis solicitada por el Marco -en la última propuesta se habló de 600.000 hectolitros-, que la Junta defenderá ante el Gobierno central sin que se descarte la posibilidad de cofinanciar el coste de esta medida; y el arranque voluntario de viñedo con cargo a los fondos europeos, donde se pedirá un trato especial para las viñas de Jerez en el segundo año de aplicación de esta medida.

La Consejería de Agricultura también puso sobre la mesa su disposición a colaborar con las cooperativas para aliviar el problema de excedentes que pone en peligro el normal desarrollo de la próxima vendimia.

Al término de la reunión, el director de Fedejerez, Bosco Torremocha, ofreció una visión optimista de su contenido y señaló que, desde su punto de vista, las peticiones de la Consejería antes de poner dinero no deben entenderse como máximas, "sino como una serie de recomendaciones que el sector debe resolver de manera previa. De verdad, no veo a la Junta en clave intervencionista". Torremocha señaló que todavía no se ha empezado a hablar de la cuantificación de las posibles ayudas -"no estamos ni a mitad de camino de la negociación", dijo- y que será previsiblemente a partir de la semana que viene cuando se comience a hablar del tema. En este sentido, señaló que "Fedejerez no quiere llevar su propuesta, sino una previamente consensuada por todos los subsectores". Por último, Torremocha insistió en su valoración positiva tanto de la reunión como de la actitud de la Junta al afirmar que "si el sector reacciona, dentro de un año podemos estar hablando de soluciones para todos los subsectores".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios