Jerez

La Junta levanta el veto al pastoreo libre de ganado ovino en la provincia

  • La Consejería de Agricultura autoriza la trashumancia entre comercas de la provincia en respuesta a la demanda de ganaderos de la campiña de Jerez y la Janda 

  • Los ganaderos acudieron a la Junta por su situación de asfixia económica ante los elevados costes del aporte alimentario al ganado por la falta de pastos

El pastor Juan Pérez Morales, ante sus ovejas junto al paso del ferrocarril en Jerez en 2018. El pastor Juan Pérez Morales, ante sus ovejas junto al paso del ferrocarril en Jerez en 2018.

El pastor Juan Pérez Morales, ante sus ovejas junto al paso del ferrocarril en Jerez en 2018. / PASCUAL

Los pastores de la campiña de Jerez no tendrán que rascarse más el bolsillo para dar de comer a las ovejas. La Consejería de Agricultura ha levantado la restricción de movimiento al ganado ovino dentro de la provincia en respuesta a la reivindicación de los ganaderos, que desde hace un año venían reclamando una solución ante los elevados costes del aporte alimentario por la falta de pastos en la actual situación de sequía. El delegado territorial de Agricultura, Daniel Sánchez, ha trasladado a los ganaderos afectados la decisión de la Junta de autorizar la trashumancia del ganado ovino entre las distintas comarcas de la provincia.

Según informa la Junta en una nota, Sánchez ha explicado que “se ha dado una respuesta rápida a una necesidad formulada por un grupo de ganaderos de la provincia”. Esta medida es factible, “ya que, desde un punto de vista sanitario, la provincia está oficialmente indemne de brucelosis, por lo que no existen motivos para restringir el movimiento de animales con destino a la trashumancia”.

De este modo, se levantan las restricciones en el marco de la legislación vigente del sector y se renueva una instrucción que data de 2013 donde sólo se permitía la trashumancia a nivel comarcal y se impedía el movimiento de ganado ovino entre comarcas sin sacar guías, cumpliendo con una serie de requisitos sanitarios.

La Delegación recuerda que los años con un índice menor de precipitaciones conllevan una merma de pastos, por lo que, en sistemas de manejo de ganado como los trashumantes, que son rentables en la medida en que pueden aprovechar los pastos de las vías pecuarias y explotaciones agrícolas, se hace fundamental la posibilidad de estos movimientos sin limitaciones.

La provincia es la única de Andalucía en la que actualmente puede aplicarse esta nueva instrucción, dado que es la primera que ha conseguido la calificación como oficialmente indemne de brucelosis (Brucela melitensis). Igualmente, ha insistido en la importancia de la práctica de la trashumancia como actividad pecuaria, desde el ámbito de la sostenibilidad medioambiental y económica.

Las ganaderos deben cumplir unas condiciones para poder llevar a cabo estos movimientos, como estar inscritos en el Registro de Explotaciones Ganaderas de Andalucía y tener una autorización semestral del delegado territorial en la que se indique los municipios por los que va a estar moviéndose el ganado. Además, los animales deben estar siempre identificados según norma y acompañados de pastor, así como clínicamente sanos.

En la provincia de Cádiz, el número de cabezas de ganado ovino supera las 100.300 y la Campiña de Jerez es la comarca con mayor actividad trashumante, entre otras donde se realiza esta práctica, como La Janda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios