Jerez

"La Junta miró 30 años hacia otro lado con los contratos de Pacheco"

  • La alcaldesa insiste en la legalidad del nombramiento provisional de 11 altos cargos

El Ayuntamiento persiste en la legalidad del nombramiento de 11 trabajadores municipales como altos cargos de manera provisional, una decisión que no es compartida por la Junta que ha solicitado en dos ocasiones que se anule bajo amenaza de denunciar la situación en los tribunales. Ayer, la alcaldesa, María José García-Pelayo, insistió en defender su actuación alegando que el Consistorio carece de funcionarios para cubrir estos puestos, tal y como exige la normativa, por lo que se optó por realizar estos nombramientos mientras se realizan los concursos para designar estas plazas. Esta decisión se ha transmitido nuevamente a la Junta en respuesta al último requerimiento realizado por el organismo autonómico. Por el momento, no se ha iniciado el procedimiento para que estas plazas se ocupen de manera definitiva ya que se está esperando a que se desarrolle la RPT (Relación de Puestos de Trabajo) y entre en vigor el nuevo convenio colectivo.

Tras esto, la regidora, que estuvo acompañada por el primer teniente de Alcaldía, Antonio Saldaña, aprovechó la comparecencia pública para criticar la actitud de la Junta, a la que acusó de haber permitido el "caos" en materia de personal del Ayuntamiento jerezano durante los gobiernos de Pedro Pacheco y Pilar Sánchez. "El otro día decía [la secretaria local del PSOE] Miriam Alcochel que la Junta velaba por la legalidad pero, ¿qué hizo durante los años anteriores? Pues mirar para otro lado porque el PSOE necesitaba a Pacheco y le cubría sus contrataciones y nombramientos a dedo", dijo. Para enfatizarlo, resaltó: "Desde 2004 no se convocan unas oposiciones en este Ayuntamiento porque lo normal era el dedazo".

Para incidir en esta acusación, Antonio Saldaña advirtió que el Consistorio, en materia laboral, "ha estado en la más absoluta ilegalidad durante los últimos 30 años". "Se han pagado nóminas sin aprobarse un convenio y sin que nadie lo impugnase, sin hacerse pruebas para acceder al Ayuntamiento y haciéndose nombramientos de cargos a dedo", advirtió. Incluso, amplió sus críticas hacia "muchas personas y colectivos que ahora reclaman la legalidad" (en referencia a algunos sindicatos) que, a su juicio, "han sido cómplices de lo ocurrido, incluso algunos en puestos directivos autorizando determinadas decisiones de alcaldes anteriores para mantener la situación". Por ello, explicó que en estos momentos se está llevando a cabo "una situación de transición para pasar del caos al orden" a pesar de que haya trabajadores "que pretendan dinamitar" el procedimiento. "Antes no había impugnaciones porque no se tocaban los bolsillos de los sueldos altos pero ahora, como se han tocado, nos llevan a los tribunales", apostilló la alcaldesa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios