Sanidad

La Junta dice que las tareas de limpieza del hospital están "casi finalizadas"

  • El consejero de Salud, Aquilino Alonso, desconoce aún la fecha de reapertura de los TAC e insiste en que sólo se abrirán "cuando no haya ningún riesgo para profesionales ni pacientes".

La Junta de Andalucía, a través de su consejero de Salud, Aquilino Alonso, volvió ayer a transmitir tranquilidad en torno al hospital de Jerez después del aparatoso incendio ocurrido hace exactamente dos semanas. Alonso señaló ayer en una comparecencia ante los medios en Chiclana, que las tareas de limpieza están "prácticamente finalizadas", destacando igualmente los avances en los trabajos correspondientes para "garantizar la seguridad de los pacientes y los profesionales" por los dispositivos afectados.

A preguntas de los periodistas, el consejero autonómico de salud apuntó que están "prácticamente finalizados" los trabajos de limpieza y de revisión de los TAC, ya que, "cuando sucede una cosa así, independientemente de que hayamos limpiado el TAC, tenemos que garantizar que está cumpliendo todos los criterios técnicos, que no existen alteraciones en su funcionamiento" y que no supone "ningún riesgo para los pacientes y los profesionales".

Del mismo modo, comentó que estas tareas van "a buen ritmo" y espera que el Consejo de Energía Nuclear realice la revisión definitiva y pueda ponerse en funcionamiento "en breve tiempo".

En cuanto a la parte de reanimación, explicó que también se ha limpiado, y "lo que nos preocupa ahora es garantizar la calidad de la reparación que se haga", y, fundamentalmente, garantizar que no corran ningún riesgo ni profesionales ni pacientes.

Hay que recordar que desde que se originó el incendio el pasado 24 de mayo, los usuarios que hayan necesitado someterse a un TAC, por ejemplo, han sido derivados a centros con los que existen conciertos, como la Clínica Los Álamos y el Hospital Juan Grande. Durante los primeros días, hasta su reapertura, también hubo que desviar pacientes para realizarse las pruebas de rayos X.

Mientras, en el lado de los propios trabajadores y sobre todo los pacientes, la visión es otra. Las mayores quejas proceden una vez más de los pacientes, que desde que se produjo el incendio denuncian que la limpieza se ha visto afectada. Sobre esta circunstancia aseguran que al intensificar las labores de limpieza en las zonas afectadas por las llamas se ha hecho lo mínimo en el resto de las instalaciones, de ahí las quejas.

Otro de los problemas tiene relación con los accesos de los pacientes trasladados en ambulancias, ya que la entrada instalada es mínima. A esto se une la ya clásica problemática de los traslados, un asunto que no es nuevo. Para entendernos, al llegar un paciente en ambulancia, éste debe ser recogido por el celador de la planta a la que vaya, un tiempo que puede llegar a durar media hora debido a la falta de personal.

Lo que sí parece que va a tardar más en recuperar la normalidad es la zona afectada por el incendio, sobre todo porque los técnicos de la aseguradora se encuentra analizando pormenorizadamente los hechos acaecidos, y esto puede demorar las reparaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios