Jerez

El Juzgado pide a Rumasa más información para el concurso de las bodegas

  • La juez da cinco días a la familia Ruiz-Mateos para que subsane los "defectos apreciados"

El Juzgado de lo Mercantil número 1 de Cádiz ha emplazado a Nueva Rumasa a subsanar en el plazo de cinco días los "defectos apreciados" en la solicitud de concurso presentada por la familia Ruiz-Mateos para sus cuatro bodegas del Marco de Jerez -Complejo Bellavista, Zoilo Ruiz-Mateos, Valdivia y Teresa Rivero- y la distribuidora de vinos y espirituosos Unión de Grandes Bodegas.

Según informa IU en una nota, la titular del Juzgado de lo Mercantil de Cádiz, Nuria Orellana, notificó ayer cinco providencias en el proceso concursal presentado por Nueva Rumasa por las que solicita al grupo empresarial que subsane los defectos y aporte la información necesaria para el concurso.

Nueva Rumasa presentó el pasado 28 de marzo la demanda de concurso voluntario de acreedores para todas sus bodegas del Marco de Jerez, salvo Vinícola Soto, y la distribuidora de bebidas con sede en la ciudad, que suman una deuda conjunta de 231 millones de euros -de los que 200 millones son a corto plazo- y un patrimonio neto de 15 millones de euros. Entre sus principales acreedores figuran Hacienda y el Banco Santander.

El balance contable presentado por la empresa al Juzgado arroja una deuda con los trabajadores en concepto de remuneraciones de 200.000 euros, mientras que entre los principales acreedores también figuran los socios de la cooperativa Virgen de la Caridad de Sanlúcar, a los que se debe la práctica totalidad de los 12 millones por los que vendieron a Nueva Rumasa la bodega Caydsa -Teresa Rivero en la actualidad-.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios