Momento Romero

Larga espera en Bellavista y en Muñoz y Pabón

Peregrinos de Jerez a su llegada a la Aldea del Rocío. Peregrinos de Jerez a su llegada a la Aldea del Rocío.

Peregrinos de Jerez a su llegada a la Aldea del Rocío. / Manuel Aranda

Silencio absoluto en las calles que vibran repletas de almas de fervor. Silencio y profundo vacío a la entrada, hoy sábado, de Jerez en la Aldea del Rocío.

Voces que salen de Doñana para postrarse a las plantas de La Virgen. Emociones llenas de vivencias que gritan con fuerza ¡Viva la Virgen del Rocío! ¡Viva la Patrona de Almonte! ¡Viva la Hermandad del Rocío de Jerez!

Sonido inconfundible en el silencio, suenan las palmas por bulerías que vienen acompañando a Jerez desde Santo Domingo a la Aldea almonteña. Hoy ha sido la espera más larga de la historia en las calles que Jerez inunda en el Rocío.

Bellavista y Muñoz y Pabón se miran extrañadas pero con el murmullo de fondo que es imposible apagar. Con el calor y la intensidad de la entrada de Jerez en el Rocío. Hoy ha llegado Jerez a este Rocío sin Rocío. Hoy te puedes sentir orgulloso querido Joaquín Vallejo. Este año ha sido el camino más duro de los que se recuerdan. Por algo te habrá elegido la Virgen para esta dura travesía.

Este año, querida Hermandad de Jerez, posiblemente haya sido el camino de ida de más fe, solidaridad y compromiso con el prójimo. Está escrito: “El Rocío es todo el año, no sólo la Romería”.

Así ha sido, querido Joaquín, ¡enhorabuena! Jerez entra en El Rocío. ¡Ya está aquí Jerez! ¡Que suenen las palmas por bulerías! Vaya usté condió y con la Virgen del Rocío.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios