Jerez

Laura Álvarez, al comité: "No vamos a aceptar chantajes de ningún tipo"

  • "El respeto a los derechos sindicales no puede estar por encima de la ley", advierte la edil socialista

  • Denuncia, además, "gravísimas presiones" a los trabajadores que están llevando los expedientes disciplinarios

Laura Álvarez junto a Mari Paz Cañero, durante su comparecencia este lunes. Laura Álvarez junto a Mari Paz Cañero, durante su comparecencia este lunes.

Laura Álvarez junto a Mari Paz Cañero, durante su comparecencia este lunes. / Pascual

La primera teniente de alcaldesa, Laura Álvarez, ha comparecido este lunes acompañada por la directora de Recursos Humanos, Mari Paz Cañero, para dar explicaciones de la situación actual tras romper el comité de empresa las negociaciones con el gobierno local. En concreto, los representantes de los trabajadores laborales anunciaron la semana pasada que suspendían las negociaciones "hasta que se archiven los expedientes disciplinarios abiertos a trabajadores municipales y cesen los ataques a sus representantes sindicales".

La edil socialista ha lamentado que el comité de empresa haya "roto de manera unilateral" la negociación del convenio colectivo, algo que no han entendido muchos empleados municipales, según la versión del gobierno. Ante esta situación, Álvarez ha hecho un llamamiento "a la responsabilidad porque no se puede coartar el deber de abrir expedientes tras el conocimiento de hechos graves presuntamente por mucho que sea una delegada sindical. Separemos las cosas". "El respeto a los derechos sindicales no puede estar por encima de la ley. Hay que esclarecer hechos con los expedientes y con todo tipo de garantías para los afectados", ha advertido.

En este punto, la delegada ha insistido en que "los derechos de los laborales no pueden ser pisoteado por los responsables sindicales. La misiva enviada condiciona una negociación a archivar unos expedientes disciplinarios. Hemos sido absolutamente respetuosos con los afectados y hemos guardado silencio sobre los hechos pese a recibir ataques".

Así las cosas, Laura Álvarez ha criticado la protesta que los delegados sindicales están realizando este mismo lunes frente al Ayuntamiento: "Los sindicatos que están en la puerta lo que están haciendo es presionar como si los expedientes fuesen objeto de negociación, pidiendo que la administración mire para otro lado ante hechos graves. El mensaje que trasladan es que los representantes sindicales son inmunes".

Por otra parte, la primera teniente de alcaldesa ha hecho hincapié en que "desde el 30 de noviembre los sindicatos del comité de los laborales podían haber conocido los hechos, siendo el viernes pasado a última hora cuando el comité pide ver los expedientes". "Once días en los que ni afectados ni los sindicatos piden copia de los expedientes para conocer los hechos. Les da igual lo que hayan podido hacer, se ven con absoluta impunidad", ha lamentado.

En tercer lugar, Laura Álvarez ha denunciado las "gravísimas presiones" que han sufrido los dos trabajadores que llevan el expediente. De hecho, ha asegurado que en el despacho de estas dos personas "irrumpieron veinte sindicalistas, entre ellos un periodista escondido que tomó fotos, incumpliendo la normativa Covid". Además, llevaron "una denuncia ante la Fiscalía del sindicato de la delegada sindical expedientada, contra el instructor, la directora de asistencia jurídica y la directora de Alcaldía y gabinete jurídico, por cumplir con su trabajo”. Denuncia "realizada después de la apertura del expediente disciplinaria que enseñó al instructor como medida de presión. Y todo ello, sólo porque estos dos funcionarios de carrera estaban instruyendo el expediente".

Para el gobierno local estas no deben ser "las formas de trabajar de quienes representan a los trabajadores. No es de recibo que con la excusa de proteger a una trabajadora sí puedan amedrentar a otro. ¿Qué hay detrás de todo esto? ¿No quieren que se sepan los hechos y ponen por delante la suspensión del convenio y presión a los funcionarios?".

Tras lo sucedido, la edil ha asegurado que otros empleados del departamento también se sintieron "presionados", por lo que les ha dado su apoyo "y se van a poner medidas de seguridad en ese edificio para que no vuelva a ocurrir".

"Pedimos que retiren las presiones hacia los funcionarios que lleven el expediente. Este gobierno defenderá a cualquiera y no se lo vamos a permitir. No vamos a aceptar chantajes de ningún tipo, este gobierno es responsable y las presiones sindicales que se están sufriendo son muy graves", ha asegurado.

Respecto asegurar los sindicatos que los afectados sufrieron "una puesta en escena de película de terror, irrumpiendo nueve personas en su puesto de trabajo, para notificarles un expediente disciplinario y llevarse sus ordenadores", la directora de Recursos Humanos ha defendido la actuación que se llevó a cabo, cumpliendo en todo momento con las medidas actuales. De hecho, ha asegurado que durante la notificación "un delegado sindical paseó por esos pasillos y si hubiera visto indicios de acoso, habría mediado. Además, ¿vamos a acometer acoso delante de un notario?", ha cuestionado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios