Inmaculada Vadillo Romero. Hermana Mayor del Soberano

"Llegar a La Granja fue lo mejor que nos pudo ocurrir"

  • El pleno de hermanos mayores estará formado por más mujeres

  • La casa de hermandad es el gran proyecto de la legislatura que presidirá

-¿cómo se siente tras ser la tercera -espero que nadie me corrija- hermana mayor de la historia de las cofradías jerezanas?

-Yo no lo veo desde ese prisma. Simplemente pienso que las mujeres tenemos que estar ahí. En su día fui la primera secretaria que tuvo la hermandad. Ahora simplemente me decidí porque era necesario y era mi momento para dar el paso.

-¿No se siente una privilegiada dentro de la historia de las cofradías?

-En absoluto. Se trata de un paso totalmente normalizado lo de la incorporación de las mujeres a las hermandades desde el punto de vista del gobierno de las mismas.

-Estuvo Eva Castañeda.

-Sí. Y se lo agradezco. Estuvo en su condición de hermana mayor de la hermandad del Perdón y también como amiga. Estudiamos el bachillerato juntas.

-¿Dentro del seno de la hermandad este paso se ha dado con total normalidad?

-Por supuesto. Llevo muchos años en junta de gobierno. Mi figura está normalizada en el Soberano. Naturalidad por parte del cuerpo de hermanos.

-¿Piensa que pueden haber hermandades -quizá más rancias- que este paso le sea más traumático?

-Estamos abriendo una nueva senda. Y estamos mostrando que este mundo no es solamente de hombres. Podemos asumir cargos de gobierno y llevar una hermandad adelante. También pienso que hay un cambio generacional. Los jóvenes ya estamos ahí empujando. Y con la juventud, vendrán nuevas incorporaciones de mujeres. Lo tengo claro.

-¿Llegará el día en el que el pleno de hermanos mayores esté muy nutrido por mujeres?

-Sí. No tengo la menor duda de que habrá más mujeres. Cada vez somos más.

-Supongo que en su junta de gobierno también habrá mujeres.

-Claro. Somos cuatro las que hemos jurado. Concretamente las secretarias (primera y segunda) la segunda tesorera y yo. Tenemos incluso hasta en mayordomía algunas chicas. No están en la junta pero en el grupo que siempre se ha pensado que es de hombre en el Soberano también hay mujeres. Todas por debajo de los treinta años.

-¿Cómo decidió presentarse?

-Llevo muchos años en junta. No teníamos claro quién podría llegar a presentarse. Yo, que era la anterior secretaria, veía que nadie se presentaba. Pregunté a algunos hermanos y vi que tenía un gran respaldo. Así que no me lo pensé dos veces. Era mi momento para tomar el relevo.

-Fue la única candidata pero el cabildo arrojó una serie de votos en blanco ¿Qué lectura hace de estos votos?

-Quizá son personas que no acaban de confiar. Pero si no era yo había que abrir de nuevo el proceso. Los hermanos que han votado en blanco quizá no eran conscientes de que si no se presenta nadie podríamos llegar incluso a una gestora. Eso no lo quiero para mi hermandad porque ya la tuvimos en su día y no fue una experiencia apetecible para nadie. Sin embargo, seré la hermana mayor de todos y cada uno. Todos formamos la hermandad del Soberano.

-En todos los procesos electorales del Soberano han habido dos candidatos. En esta ocasión sólo una candidatura pero con algunos votos en contra ¿Se puede traducir esta cuestión en que los hermanos tienen dos visiones distintas de la hermandad?

-No. No es así. En esta ocasión yo creo que ha habido mucho respaldo. No estamos divididos. Hemos soñado y luchado hacia un mismo rumbo. No es eso.

-Dejemos este asunto. Proyectos para la hermana mayor.

-La casa de hermandad. Ese es el tema central. No tenemos sitio para guardar el paso, la caseta y demás cosas. No pretendemos tener una gran casa de hermandad, pero sí necesitamos un lugar donde poder estar.

-¿El Ayuntamiento ayuda?

-Sin duda. Hay diferentes modos. Adquirir una nave cercana, por ejemplo. Pero nos hemos reunido con el Ayuntamiento. Hay un solar frente a la parroquia es sería muy bueno para nosotros. Ahí estamos trabajando y recibiendo la atención del Ayuntamiento. Está solicitado y hay sintonía.

-Otros proyectos.

-Nosotros el año pasado cambiamos los estatutos. Cambiamos el escudo que teníamos. Esto significa un importante gasto. Desde la modificación del estandarte hasta las capas de los nazarenos. Las medallas. Todo. Así que también estaremos volcados en este cambio que no es poco.

-El paso de misterio, ¿acabado?

-El costero que le faltaba por dorar saldrá ya acabado el Miércoles Santo de 2018. Faltan algunos detalles pero el grueso está hecho. Lo dejamos aparcado este gran proyecto que prácticamente ha quedado culminado.

-¿Y el palio?

-¿Y el barrio de La Granja?

-Fenomenal. Costó cuando llegamos, pero ahora te puedo decir que lo mejor que nos pudo ocurrir a los cofrades del Soberano fue irnos a ese barrio que tan identificado se siente con su hermandad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios