Jerez

"Llego a trabajar para hacer revivir a la hermandad"

  • Su reciente elección supone que la hermandad tenga futuro

-¿Se considera el salvador de esta hermandad?

-En absoluto. Llego ante la situación crítica que atraviesa y ante la ausencia de candidato alguno. Entro para trabajar con el objetivo de sacarla de su estado actual de decadencia y para hacer olvidar el tiempo que ha pasado bajo mínimos. En pocas palabras, queremos devolverla a la vida.

-¿Cómo afrontará estos retos?

-Sobre todo poniendo muchas ganas e involucrando especialmente al mundo de los capataces y costaleros, pero también fomentando la devoción. La imagen, como Patrona de los capataces y costaleros que es, precisa de que este mundillo tan importante en lo cofrade se involucre

-¿De qué forma piensa que se puede hacer partícipe de este proyecto a capataces y costaleros?

-Haciendo actos para que participen, conviviendo con la gente del martillo y de las trabajaderas y por supuesto que la procesión de la Virgen sea un día grande y que sirva para dar a conocer a todos lo que es y qué significa la Virgen del Rosario, provocando que se difunda esta advocación y sobre todo que llegue a los que nada saben sobre Ella, especialmente en las nuevas generaciones de costaleros para que la conviertan en un símbolo del colectivo.

-¿Con quiénes emprendes este proyecto?

-Me quedo con las personas que han estado en la última junta. Son pocos pero también he comprometido a más cofrades sobre todo capataces y costaleros que lo son o lo han sido. Es curioso que en el censo de la hermandad, de 80 personas una treintena de ellas son mujeres, veteranas cofrades que tal vez llegaron porque sus maridos estaban en la cofradía sin dejar al lado la cuestión devocional. Alguna de ellas participa en la junta.

-¿Proyectos?

-Hay mucho que hacer. Lo más urgente es reparar la casa de hermandad que está en un muy delicado estado. Cambiar la fisonomía de la hermandad en la calle. Este año se verán grandes modificaciones. También estudiar el estado de conservación de la Virgen, cambiar la imagen del Niño Jesús por uno nuevo ya que el actual es de escayola. En lo patrimonial hay muchísimo que hacer, lo que hay está mal. Tanto es así que no descartamos hacer un paso nuevo. Como ejemplo la mesa está en una situación pésima.

-¿ Y la procesión de este año?

- Será el 26 de octubre con grandes cambios. Pediremos un paso prestado, se verán nuevas formas en la imagen de cómo irá vestida y en la composición del paso

-¿ Qué le pides al mundo cofrade ante el reto que ha asumido?

-Va para todos, pero de forma singular, a capataces y costaleros les diría que se acerquen a ver a la Virgen del Rosario y que nos ayuden a resucitar la devoción.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios