Jerez

Luis Flores y su familia regresan al Congo después de tres meses en Jerez

  • Aquí han pasado las Navidades tras el periplo burocrático que impedía que la hija congolesa del veterinario jerezano entrara en España

  • Esther ya está en Jerez

Luis Flores y su familia, estas Navidades.

Luis Flores y su familia, estas Navidades.

Han pasado casi tres meses desde la llegada por fin a Jerez de Luis Flores con su familia. Lo hacían tras un periplo burocrático que impedía traer a la hija congolesa de este veterinario jerezano a España para pasar unas vacaciones. La intención en un principio era venir en verano, pero finalmente todo se retrasó. Y aquí han pasado las Navidades.

"La verdad es que hemos estado genial. A Esther le renovaron el visado aquí en Jerez y hemos podido quedarnos un poco más. Nos vamos el 21 de enero. Esther ha estado en el colegio todo este tiempo con la escolarización extraordinaria, en el Luis Vives, donde se han portado fenomenal. Le ha encantado, ha aprendido español, a escribir, leer, ha hecho muchos amigos...y los profesores encantados con ella. Realmente, ella no se quiere ir, y mi mujer tampoco. Nos vamos pero ya no sabemos cuándo volveremos. Espero que el regreso no sea tan complicado. Estoy arreglando el exequatur para que reconozcan mi tutela aquí en España". 

Luis reside en la República Democrática del Congo desde septiembre de 2016 y trabaja como veterinario jefe y director del programa de formación de veterinarios africanos en el Centro de Rehabilitación de Primates del Lwiro. Su pareja, Oda Feza, es de nacionalidad ruandesa y tienen un hijo hispanoruandés, Antonio, con pasaporte ruandés y español, que nació el 12 de agosto de 2019 en Kigali, y a Esther Bazizinya, bajo su tutela, porque en RDC no se permiten las adopciones. 

La mujer de Luis y sus hijos han estado muy contentos en Jerez. Para ellos es la primera vez que salían del Congo y de Ruanda. “Ellos alucinan con la seguridad, pasear por la calle... es un mundo... Para mi mujer era muy importante venir porque el sentido de la familia allí es potente y quería conocer a mi familia jerezana”.

"Mi hijo Antonio -añade- también ha empezado a hablar cositas en castellano y las Navidades las han disfrutado, han flipado con la cabalgata, los Reyes Magos... No nos planteamos quedarnos en Jerez porque yo tengo mi trabajo allí y muchos proyectos pendientes por hacer, pero lo que sí nos planteamos es volver y que no haya problemas otra vez cuando queramos regresar a Jerez, por ejemplo, este verano". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios