Macarena de Jerez | Cantaora “Ir a Madrid es siempre un reto, pero llevar ‘Loleando’ y con la pandemia, lo es más”

  • La jerezana llevará hasta la capital el próximo fin de semana su particular homenaje a Lola Flores, un montaje que estrenó hace tres años en el Villamarta y que exhibirá por primera vez fuera

Macarena de Jerez posa para Diario de Jerez.

Macarena de Jerez posa para Diario de Jerez. / Vanesa Lobo

Compartiendo cartel con artistas de la talla de Estrella Morente, Argentina o Antonio Reyes, Macarena de Jerez ultima estos días su regreso a la capital de España donde presentará el espectáculo ‘Loleando’ en el Auditorio Pilar Bardem. La pandemia, como a otros compañeros, hace que el hecho de subirse a un escenario sea, hoy por hoy, casi un lujo, aunque no por ello ha servido para que los artistas pierdan la ilusión.

–Con los tiempos que corren, poder subirse a un escenario y en Madrid debe ser muy emocionante...

–La verdad es que sí, estoy muy contenta y agradecida a que hayan contado conmigo para este festival, en el que todos los años van primeras figuras. Todo eso hace que tengas más nervios, y más como estamos ahora, porque quieras que no supone una responsabilidad, pero bueno, allá vamos.

–Presentará el espectáculo que estrenó en Villamarta y que luego exhibió el año pasado en los Viernes...

–Eso es, es el mismo espectáculo pero en el formato pequeño, porque a Villamarta fui con mucha más gente. Ahora voy con Rosario ‘La Reina Gitana’ al piano, Carlitos Merino a la percusión, David de Gavira, Juan Peña y Manuel Vinaza a las palmas y las voces y a la guitarra Ismael Heredia.

–Con la que está cayendo para los artistas y que reciba una llamada para cantar en Madrid, debe ser como que le toque la lotería...

–(Risas) Está claro, aunque sinceramente, lo que más me gusta es que, de alguna forma, salgo del flamenco, salgo de la rutina. Este espectáculo es distinto, porque hago las cosas de Lola Flores y ahí me muevo como pez en el agua. Evidentemente, al no ser lo que una hace todos los días, supone más esfuerzo porque hay que estudiarse todas las letras, cambiar de vestuario...en definitiva, no es lo que suelo hacer habitualmente, por eso quizás lo cojo con más ganas.

–¿Hace cuánto que no actuaba en Madrid?

–Pues por lo menos tres años, fíjate lo que ha pasado.

–En estos tiempos, ¿qué es lo peor, todo el tema de los ensayos?

–Sí, eso es lo más difícil porque hay que tener mucho cuidado con el tema de la seguridad sanitaria. Menos mal que mi hermana Rosario, como yo le digo, tiene su piano en su ático y allí me estoy yendo para ver los temas. Sólo eso porque está claro que no me voy a poner allí la bata de cola (risas).

–Estrenó usted en el Villamarta este espectáculo hace ahora cuatro años y sin embargo apenas ha tenido posibilidad de moverlo. Supongo que le dará lástima...

–Es una pena, la verdad porque cada vez que lo he hecho, a la gente le ha gustado. El problema es que como somos muchos artistas, eso supone muchos gastos, y claro, nada más que el piano, los viajes, hoteles y demás, complica un poco más su salida. Pero bueno, ojalá poco a poco pueda ir llevándolo a más sitios.

–Usted con la copla se siente cómoda...

–A mí siempre me ha gustado la copla, y en este espectáculo, como es muy variado, disfruto mucho. Date cuenta que Lola Flores fue una grande y las artistas grandes son mitos y nunca mueren. Por eso digo que este espectáculo gusta mucho porque va dirigido a todos los públicos.

–¿Cómo lleva eso de actuar con tanto tiempo de diferencia debido a la pandemia?

–Lo llevo mal, ya no sólo por el trabajo, sino por lo que nos ha tocado vivir. A mí me ha costado mucho salir al escenario y ver a todo el público con mascarilla, por lo menos al principio, ya poco a poco una lo va a asimilando. Además, también al haber menos público y con el miedo que tiene la gente, todo es mucho más frío. Pero vamos, es lo que hay, no queda otra que acostumbrarse.

–Porque usted que se mueve bien por los circuitos de peñas flamencas, ahora hay poca opción...

–Claro, la cosa ha bajado mucho, pero bueno, si la situación no se complica yo espero que vayan saliendo cosas. De momento tengo una cosa para junio en una peña, y antes, en mayo, voy al Festival Off que organiza la Guarida el día 9 en solitario y con mi academia el día 22.

–¿Y el verano?

–Ahí va. Yo gracias a Dios también voy cerrando cositas, y bueno, ojalá estemos por lo menos como el verano pasado. Está claro que no fue lo de otros años, pero no me quejo.

–¿Y le cuesta cantar cuando hay tanto tiempo de una actuación a otra?

–Yo personalmente no tengo ese problema, porque como tengo mi academia, me llevo todo el día cantándole a mi gente. Eso quieras que no, te sirve para no perder la garganta, práctica tengo bastante (risas).

–Del extranjero ni hablamos...

–De momento no. Fíjate que yo suelo ir una vez al año por lo menos a Miami, y bueno, el año pasado se anuló y este año igual. Al extranjero por ahora es difícil salir. A mí me da mucha pena, porque la gente de Miami, por ejemplo, son como mi familia, y te da mucha pena.

–Ahora que hay tanta clase online, ¿usted ha hecho alguna?

–Yo sí, he hecho de baile y de cante, pero para las personas de fuera, las de aquí quieren clases presenciales. Ahora precisamente quiero empezar también a dar clases de cante aquí en Jerez, que nunca lo he hecho.

–Usted es una persona muy activa en Semana Santa con las saetas. Supongo que este año tampoco habrá habido movimiento...

–Claro, porque sólo le he cantado a mi ‘Chiquitito’ (Jesús de las Penas de los Judíos) y también a la Soledad, porque estuve como jurado en el concurso infantil con Juan Lara y Manuel de la Fragua, y le cantamos. Yo lo que no perdono es a mi Chiquitito, y mientras tenga voz y salud, mi saeta no le va a faltar. Eso sí, echo de menos subirme al balcón y que te entren esos nervios.

–Ya que ha hablado del concurso infantil de saetas, es bueno que no se pierda entre las nuevas generaciones...

–La verdad es que sí, es una iniciativa muy interesante y espero que se mantenga en los próximos años, porque sinceramente, me han sorprendido cómo cantan los niños. La niña de Jerez tiene una vez preciosa, yo se lo dije a los padres, es bueno que se mantengan las tradiciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios