Jerez

El Marco busca alternativas en "un año muy caro" para el tratamiento del viñedo

  • Los viñistas de Asevi abordarán mañana en asamblea la situación del sector y las nuevas enfermedades que afectan al viñedo de la zona

Racimos de uva en una viña de Jerez, cerca ya del inicio de la vendimia. Racimos de uva en una viña de Jerez, cerca ya del inicio de la vendimia.

Racimos de uva en una viña de Jerez, cerca ya del inicio de la vendimia. / vanesa lobo

La viña es una ruina. El Marco de Jerez están a punto de cerrar una campaña que ha sido una auténtica pesadilla para muchos viticultores por los elevados costes a los que han tenido que hacer frente para mantener el viñedo sano. El exceso de humedad ha disparado los costes de los viticultores por la necesidad de aplicar numerosos tratamientos, sobre todo contra el hongo del oidio o 'cenizo', al que se unen nuevas enfermedades de la madera que se extienden por toda España, también por el Marco, sin que los sistemas convencionales sirvan para ponerles freno.

"Ha sido un año muy caro y tenemos que buscar alternativas y ver otras posibilidades porque nos podemos quedar sin cepas si nos quedamos de brazos cruzados", señala Francisco Guerrero, presidente de los viñistas independientes de Asevi-Asaja, quien se hace eco de la creciente preocupación que existe entre los asociados.

Asevi ha convocado a los viñistas mañana en asamblea para abordar la situación de la viña en puertas ya de la vendimia -ver información anexa- y recabar información sobre los efectos de las enfermedades y plagas en el Marco de Jerez, contra las que algún viticultor a título individual ensaya con el tratamiento de ozono, cuyos primeros resultados son esperanzadores.

Precisamente, la asamblea informativa convocada para mañana en el edificio Citea -sede de Asaja-Cádiz en el Parque Tecnológico Agroalimentario- contará con la presencia del fabricante que ha desarrollado con éxito un sistema para la aplicación de ozono en cultivos, en particular en la fresa de la zona de Huelva. El ozono se emplea con fines higiénicos en la industria agroalimentaria, por ejemplo en las bodegas, en las que se utiliza para desinfección de barricas y depósitos.

La adaptación de la maquinaria al viñedo tiene una dificultad añadida, ya que mientras en la fresa de Huelva se pulveriza el agua ozonada a través del sistema de riego, en la viña del Marco, como en cualquier otro cultivo de secano, hay que estudiar la forma de incorporar el sistema a un tractor para aplicar el tratamiento.

Asevi tiene inquietud por conocer los problemas que hay en el Marco y lo que se está haciendo en otras zonas productoras para combatir de forma efectiva las enfermedades, también las de la madera, sin que se resienta por ello el bolsillo de los viticultores.

Además de que no dejan residuos y son inocuos para la salud y la planta, los tratamientos con ozono son mucho más económicos que los convencionales, aunque requieren una inversión inicial para la adquisición de los equipos, indica Guerrero, quien pese al nerviosismo reinante, recomienda a los viñistas que no se apresuren en la toma de decisiones hasta conocer distintas alternativas con las que se está trabajando, entre ellas las que desarrollan también equipos de investigación en el viñedo de Rioja y Castilla-La Mancha.

En este sentido, Asevi ha solicitado su adhesión a un grupo con sede en Rioja que investiga los hongos de la madera en varias regiones vitivinícolas y del que forma parte un jerezano experto en la materia que lleva las viñas de algunas bodegas del Marco de Jerez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios