Educación

Marea Verde Jerez invita a celebrar el 30 de enero el Día Escolar de la No Violencia y la Paz

Dos alumnas, con un cartel celebrando el Día Escolar de la No Violencia y la Paz. Dos alumnas, con un cartel celebrando el Día Escolar de la No Violencia y la Paz.

Dos alumnas, con un cartel celebrando el Día Escolar de la No Violencia y la Paz.

El 30 de enero es el Día Escolar de la No Violencia y la Paz, un día marcado con letras mayúsculas para toda la comunidad educativa. El Día Escolar de la Paz o DENYP (acrónimo de Día Escolar de la No violencia y la Paz) es una jornada de celebración centrada en el objetivo de desarrollar una educación no violenta y pacificadora de carácter permanente. Y se eligió el 30 de enero de cada año, en el aniversario de la muerte del Mahatma Gandhi.

Marea Verde Jerez invita a celebrar este día con el siguiente comunicado:

Educar en la Paz y la No violencia, en la tolerancia, en la empatía; son todos ellos elementos troncales del currículum educativo y son objetivos en sí mismo, de maestros, profesores y educadores, pero también del conjunto de la comunidad educativa y de la sociedad.

Las circunstancias actuales de pandemia no van a permitir los actos coloristas y masivos que en otras ocasiones y cursos se han celebrado en todos los colegios e institutos de Andalucía. Pero eso no es óbice para que desde el movimiento de defensa de la escuela pública hagamos una llamada a participar en los actos, esta vez más sencillos y simbólicos, que van a tener lugar en todos los centros educativos.

La irrupción de la pandemia ha destapado algunos comportamientos ejemplares. La solidaridad, la cooperación, la ayuda mutua, la generosidad y entrega demostrada por el personal sanitario, pero también por trabajadores y trabajadores de profesiones habitualmente poco consideradas, han puesto de manifiesto la capacidad de elevación del espíritu humano.

Pero también hemos visto como al mismo tiempo se generalizaba y agravaba el problema de la desigualdad, se extendía el discurso del odio y la mentira se convertía en un arma política.

Tampoco, desgraciadamente ni el grave problema sanitario que el Mundo está sufriendo ha impedido que se sigan desarrollando conflictos cruentos, que el tráfico de armamento continúe siendo uno de los negocios más rentables o que la tremenda desigualdad entre países ricos y pobres se agrave. Cómo estamos viviendo estos últimos días y ha denunciado la Organización Mundial de la Salud, la inmoralidad manifiesta en las grandes diferencias en el reparto de las vacunas a nivel mundial, es una prueba clara de esta situación injusta.

Por ello, despertar en los más jóvenes los sentimientos más nobles, cultivar el respeto y el diálogo como los medios para la resolución de conflictos, convertir la solidaridad y la tolerancia en los valores supremos de los contenidos educativos, sigue siendo una necesidad imperiosa.

Frente a los dogmas y el monolitismo, la Escuela pública se caracteriza por su diversidad y su pluralidad (además de por su calidad). Esta realidad debe contribuir a que hoy más que nunca el respeto, la solución pacífica de los conflictos, la cooperación o el diálogo, son cualidades a cultivar desde la más tierna infancia.

La conmemoración del DENYP el 30 de enero es una ocasión propicia para ello.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios