Jerez

El robo en Medio Ambiente se realizó sin forzar la cerradura

  • La sustracción de material se produjo únicamente en la segunda planta del inmueble municipal

Fachada de la sede de Medio Ambiente donde ha tenido lugar el último robo. Fachada de la sede de Medio Ambiente donde ha tenido lugar el último robo.

Fachada de la sede de Medio Ambiente donde ha tenido lugar el último robo. / vanesa lobo

Algo está pasando en el Ayuntamiento de Jerez para que en apenas tres meses se hayan producido dos robos en dependencias municipales. Los hechos, tanto los ocurridos en abril en Empleo como los de este fin de semana en Medio Ambiente, han sido puesto en conocimiento del Cuerpo Nacional de la Policía. Llama la atención, además, que en este último caso la cerradura del edificio municipal no fue forzado, según ha podido saber este medio. Es decir, la persona o personas que accedieron tenían las llaves del inmueble o alguien realizó una copia de las mismas de manera ilícita. Del mismo modo, resulta curioso el hecho de que fue en la segunda planta donde se encontró todo revuelto, mientras que no se tocó nada en la primera planta.

Según explicó este lunes desde gobierno local a través de un comunicado, el presunto robo se centró en material audiovisual en el edificio Divina Pastora. Fue el personal de limpieza el que observó daños en el mobiliario, así como documentación por las distintas estancias que componen la sede municipal de este área.

El Ayuntamiento ha denunciado, entre otros objetos, la desaparición de tres cámaras de fotografía que eran utilizadas por los inspectores medioambientales de limpieza y radio-cassettes. Posteriormente, se ha echado en falta también un móvil corporativo de la delegación. Igualmente, se percibieron daños en los ordenadores así como en cajoneras, sillas y mesas. La documentación contenida en el mobiliario pertinente fue, además, esparcida por el suelo.

Hay que recordar que en abril la delegación municipal de Empleo denunció ante la Policía Nacional la aparición en su sede de la avenida Álvaro Domecq de varios archivadores de documentos que habían sido aparentemente vaciados, con el contenido revuelto o con destrozos varios. En concreto, aquellos hechos afectaron a cajas de archivadores que contenían documentación relativa a temas económicos que datan de los años 2000 a 2005.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios