hospital de Jerez

Nefrología del hospital incorpora nuevas tecnologías en hemodiálisis

  • Esta unidad atiende al mes a un centenar de pacientes que precisan este tratamiento

  • Las mejoras permiten una mayor eficacia de la diálisis y disminuir los riesgos clínicos

Equipo de profesionales de la unidad de Nefrología del hospital. Equipo de profesionales de la unidad de Nefrología del hospital.

Equipo de profesionales de la unidad de Nefrología del hospital.

La unidad de Nefrología del hospital de Jerez atiende a un promedio mensual de 104 pacientes en hemodiálisis, lo que supone realizar un total de 13.669 sesiones anuales. Según explican desde el Servicio Andaluz de Salud (SAS), hasta este momento, las constantes del paciente y los datos relacionados con la diálisis eran anotados manualmente por el personal de enfermería en una gráfica de papel que al finalizar la sesión se introducían en un ordenador.

Pero en los últimos meses el hospital ha implantado una red informática local que conecta sus monitores a un programa de gestión de hemodiálisis, permitiendo el volcado automático de los datos a la historia clínica del paciente.

De esta forma cada paciente que accede a la unidad de hemodiálisis dispone de una tarjeta individualizada que recoge la prescripción médica. Al acoplar la tarjeta a la máquina de diálisis, y tras verificación por parte del personal de enfermería, las ordenes médicas se incorporan de manera automática al monitor de diálisis.

Durante la sesión de diálisis, de una duración aproximada de 3 ó 4 horas, periódicamente y de manera automática, se van volcando las constantes del paciente y los datos relacionados con la diálisis a una aplicación informática que le permite al médico visualizar cómo transcurre la diálisis desde cualquier ordenador de la unidad.

Según el SAS, esta mejora tecnológica "disminuye las tareas de transcripción a papel de multitud datos que antes realizaba el personal de enfermería, permitiendo mejorar el cuidado del paciente durante la sesión de diálisis". En términos generales la mejora tecnológica implantada por el hospital en la unidad de diálisis mediante la introducción de una tarjeta individualizada por paciente y la conexión del monitor a una aplicación informática ha conseguido varios beneficios.

El SAS destaca, en concreto, la identificación inequívoca y mejora en la seguridad del paciente, una mayor dedicación a los cuidados y disminución de tareas rutinarias administrativas por el personal auxiliar y de enfermería y una supervisión a tiempo real de la sesión por el personal médico. "Todo ello va encaminado a disminuir los riesgos clínicos y a mejorar la satisfacción del paciente que recibe su tratamiento de hemodiálisis en nuestro hospital".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios