Contenido patrocinado

Oloroso Barajuela de Bodegas Luis Pérez, mejor vino 2017

  • De los más de 23.000 vinos catados en la historia de Elmundovino sólo 50 han alcanzado esta puntuación

Oloroso Barajuela de Bodegas Luis Pérez, mejor vino 2017 Oloroso Barajuela de Bodegas Luis Pérez, mejor vino 2017

Oloroso Barajuela de Bodegas Luis Pérez, mejor vino 2017

Un total de 19 sobre 20 han sido los puntos otorgados al Oloroso Barajuela  2013, reconocido como el mejor vino 2017 por el foro Elmundovino. El jurado, compuesto por Víctor de la Serna, Juancho Asenjo y Marco Ruiz-Giménez, ha realizado la valoración mediante una cata a ciegas y lo han descrito como "inmensamente delicado y largo en la boca, con la intensidad de un viejo oloroso, pero sin apenas impresión de grado de alcohol".

Este jerez de graduación natural y de añada elaborado por Luis Pérez ha competido con numerosos caldos de toda la geografía española y ha obtenido una de las notas más altas hasta la fecha en la historia de la publicación. El enólogo de la bodega, Willy Pérez, fue el encargado de recoger la distinción durante la gala anual de los premios gastronómicos de Metrópoli y de Elmundovino, celebrada el lunes en Madrid: "Estamos muy contentos de que se premie nuestro trabajo, pero lo importante es que se siga hablando cada vez más de Jerez en los foros especializados como Elmundovino, que ha sido uno de los grandes impulsadores de nuestros vinos en los últimos años".

La popular Samantha Vallejo-Nágera de MasterChef fue la presentadora del evento que contó con la asistencia de numerosas personalidades de la alta gastronomía y enología de nuestro país. Ella misma apuntaba, durante su intervención, que comer y beber es lo que nos gusta a todos. Y en eso consisten estos galardones, en premiar a los mejores establecimientos y profesionales del sector.

No se trata del primer reconocimiento que recibe Oloroso Barajuela  2013. Críticos de fama mundial como el estadounidense Robert Parker o la británica Jancis Robinson también le han otorgado una puntuación muy alta. Hace a penas un mes, Robinson destacaba su "increíble profundidad, armonía y persistencia" y le otorgaba 18,5 puntos sobre 20. Aunque Luis Pérez comienza su historia en 2002 plantando uva tinta en el marco de Jerez para recuperar la elaboración de vinos tintos de la tierra de Cádiz, es en 2013 cuando inicia la elaboración de jereces desde la óptica del viñedo, primando los aromas de la viña por encima de los propios de la crianza.

El Oloroso Barajuela  se elabora en la finca el Corregidor, situada en el pago de Carrascal, de larga tradición en la producción de grandes vinos de crianza oxidativa. "Hemos querido recuperar una viticultura ecológica cercana a la que se llevaba a cabo en el siglo XIX, con cepas viejas y bajos rendimientos que dan una uva más sabrosa, que tras fermentar produce un vino que no necesita ser alcoholizado para llegar a los 15 grados en el caso de los finos ni a los 17 en el caso de los olorosos. Esta concentración natural de la uva hace que el vino muestre una gran intensidad y finura, ya que sólo procede de mostos de primera yema", afirma Willy Pérez.

En el Corregidor, la vendimia de palomino fino es manual y nocturna. Se realizan 14 pases diferentes durante cincuenta días dando lugar a cinco grupos de vinos diferentes, según su madurez. Los racimos más verdes se dedican a la elaboración de un brandy de parcela. Posteriormente, se vendimian las uvas destinadas a la elaboración de El Muelle de Olaso, el primer blanco de esta bodega jerezana que salió al mercado en 2017. El tercer grupo de las uvas se destina a Barajuela Fino y el cuarto al Oloroso. El quinto grupo sirve para elaborar una categoría de jerez ya desaparecida que Luis Pérez ha querido recuperar: Raya.

Esta escrupulosa selección de racimos y de uvas, propias de las vendimias jerezanas del siglo XIX es seguida de un periodo de asoleo con el objetivo de conseguir un grado extra de concentración y madurez de la uva. Oloroso Barajuela  2013 ha tenido una crianza de sólo cuatro años, buscando que la fruta permanezca en el vino frente a los caracteres típicos de los olorosos de más larga crianza con una dominancia de aromas terciarios. Con esta opción más afrutada, Bodegas Luis Pérez trata de acercarse al consumidor que busca disfrutar de los vinos de terruño pero a la vez, quiere encontrar un jerez en su copa.