Denuncia medioambiental

Orden de ejecución para que se retire la uralita de Cartonajes Tempul

  • El Ayuntamiento insta a la propiedad a actuar en las naves abandonadas y en caso de incumplimiento procedería a intervenir de forma subsidiaria

Aspecto de una de las naves, con la uralita esparcida por el suelo. Aspecto de una de las naves, con la uralita esparcida por el suelo.

Aspecto de una de las naves, con la uralita esparcida por el suelo. / MIGUEL ÁNGEL GONZÁLEZ

Comentarios 4

Ante las quejas por la presencia de amianto en la antigua fábrica de Cartonajes Tempul, situada en la calle Taxdirt, el Ayuntamiento ha señalado que en su día ya se abrió un expediente de finca en mal estado y que desde la delegación de Urbanismo se ha instado en repetidas ocasiones al propietario "al cumplimiento de sus deberes urbanísticos y a adoptar medidas de seguridad para evitar la entrada al interior, sin que se produzca respuesta alguna".

Debido a esta falta de actuaciones por parte de la propiedad de las naves, el Ayuntamiento mantiene que de forma subsidiaria ha intervenido en casos puntuales, como hace año y medio, cuando procedió a la clausura de puertas y al cerrado de huecos de ventanas del inmueble.

Ahora, ante las nuevas denuncias, procedentes de un lado del colectivo Ecologistas de Acción, y también de vecinos y personas que trabajan en el entorno, el Ayuntamiento anuncia que se redactará una nueva orden de ejecución instando a la propiedad a adoptar las medidas necesarias para la retirada de la cubierta, formada por placas de uralita, y de los elementos desprendidos de la misma.

Urbanismo afirma que en su día ya se abrió un expediente por finca en mal estado

En caso de incumplimiento, el Ayuntamiento procedería de forma subsidiaria a esta actuación. No obstante, advierte también que para ello sería necesario redactar el correspondiente proyecto de actuación, incluyendo los consiguientes estudios de seguridad y salud, teniendo en cuenta además que las labores deben ser ejecutadas por una empresa especializada, debido al riesgo que conlleva para la salud la manipulación del amianto.

En cualquier caso, el problema que se ha denunciado no parece que tenga una solución a corto plazo, ya que se tendrían que cumplir una serie de plazos hasta que el Ayuntamiento decidiese hacerse cargo de la intervención.

Las naves de Cartonajes Tempul, del grupo Jerez Industrial SA (JISA) , dejaron de tener actividad hace casi dos décadas como tal empresa, pero posteriormente y durante un periodo fueron ocupadas por un grupo de ex trabajadores de JISA, que constituyeron la sociedad Pack-Sur Artes Gráficas, dedicada a la elaboración de estuches.

En 2005 Pack- Sur vendió la sede de la calle Taxdirt a una empresa inmobiliaria de Utrera con el objetivo de trasladase a la Ciudad del Transporte.

El expolio de las naves desocupadas no tardó en llegar y también las quejas vecinales por los robos que se producían, pero la situación se ha vuelto ahora más alarmante por el desprendimiento de las placas de uralita y su componente de amianto que forman la cubierta y cuyos trozos se pueden ver esparcidos por el suelo de las naves.

Ecologistas en Acción han sido los primeros en alertar del riesgo que conlleva esta situación y han remitido un escrito a la alcaldesa Mamen Sánchez para que se adopten las medidas necesarias.

Afirman desde el colectivo que es incomprensible que no se haya hecho nada para evitar llegar al estado actual en el que se encuentran las naves "ya que debía ser conocido tanto por la Policía como por los técnicos de las delegaciones de Urbanismo o Sostenibilidad".

A esta denuncia se han sumado en los últimos días las de personas que trabajan en el entorno y que aseguran que la caída y consiguiente destrozo de las placas de uralita es continuo debido a los robos de las estructuras de hierro que las sustentan.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios