Nuevo escenario tras el 24-M

El PSOE toma la iniciativa

  • Mamen Sánchez llama a Ganemos e IU para negociar un acuerdo de "gobernabilidad" para los próximos cuatro años. Aún no se ha fijado fecha para los primeros contactos.

El PSOE ha decidido pasar a la acción. Diez días después de las elecciones, y a falta de poco más de una semana para la constitución de la nueva corporación, su candidata, Mamen Sánchez, se puso ayer en contacto con los responsables de Ganemos y de Izquierda Unida para iniciar los contactos con los que intentar alcanzar un acuerdo de gobierno para los próximos cuatro años. La alcaldable elude, por el momento, hablar de pactos sino de un "acuerdo de gobernabilidad" que permita que el próximo ejecutivo dirija el Ayuntamiento con "estabilidad". Eso sí, y aunque no lo reconozcan públicamente, los socialistas son partidarios de un tripartito en lugar de un gobierno en solitario que estaría a expensas de los designios del pleno. En cambio, la agrupación de electores Ganemos es partidaria, al menos por el momento, de mantenerse en la oposición aunque permitiendo la investidura de Mamen Sánchez como regidora.

Según lo apuntado ayer, solo se ha producido una llamada de teléfono de la alcaldable socialista a Santiago Sánchez (Ganemos) y a Raúl Ruiz-Berdejo (IU) para emplazarles a un primer encuentro por separado para el que aún no se ha fijado fecha. Con posterioridad, y en función de estas conversaciones iniciales, se fijarán las bases para los siguientes encuentros.

Con este gesto, el PSOE trata de tomar la iniciativa en unas semanas postelectorales que han estado protagonizadas por los pasos que ha dado Ganemos hasta ahora, fuerza que el martes anunció una ronda de contactos con los partidos de izquierdas para buscar alternativas, unos encuentros que inauguraría con IU por "afinidad" ideológica. Mientras, Sánchez justificó que hasta ayer no se hiciera gesto alguno en este sentido como "cortesía" al PP para que fuera la primera en sentarse con las formaciones que obtuvieron representación para intentar alcanzar un acuerdo. Así, y tras el escaso éxito de la convocatoria realizada por María José García-Pelayo al no sentarse con PSOE, Ganemos e IU (que no acudieron esgrimiendo diferentes motivos), Sánchez explicó que ya se le ha dado "un tiempo más que prudente" por lo que se ha emprendido el camino para buscar una alternativa de gobierno.

En declaraciones a este periódico, la alcaldable socialista aseguró que las conversaciones con Ganemos e IU se centrarán en alcanzar un acuerdo de "gobernabilidad" donde "fijar las medidas para resolver los problemas de los jerezanos". En este sentido, reclamó a las otras dos formaciones que se esfuercen en alcanzar un compromiso que permita la "estabilidad" del Ayuntamiento, aunque eludió referirse a su preferencia por alcanzar un tripartito o bien por conseguir un simple apoyo para su investidura como regidora el día 13 y alcanzar acuerdos puntuales. "El objetivo de estos encuentros no es quitar a un partido del gobierno para poner a otro sino acordar una alternativa para gobernar para que haya más empleo, más políticas sociales, acabar con el abandono de las barriadas y una gestión más transparente", alegó. Acto seguido, explicó que cualquier tipo de posibilidad se debe hablar "frente a frente" aunque aventuró que no deben existir "grandes dificultades" para alcanzar acuerdos "programáticos". Ganemos ya anunció la pasada semana, y ayer lo ratificó, su preferencia por mantenerse en la oposición aunque permitiendo la investidura de la candidata socialista.

El paso al frente del PSOE se produce precisamente en un momento en el que el PP había realizado un movimiento a nivel regional proponiendo la posibilidad de permitir la investidura de Susana Díaz como presidenta de la Junta de Andalucía a cambio de que el PSOE deje gobernar la lista más votada en las principales ciudades de la comunidad, entre ellas Jerez. Este ofrecimiento fue ratificado ayer por el presidente regional, Juan Manuel Moreno, aunque fue rechazado posteriormente por el portavoz socialista en el Parlamento, Mario Jiménez. En esta misma línea, la candidata socialista dijo: "El PSOE no va a llegar a acuerdos con el PP para intercambiar los gobiernos de varias ciudades. Este asunto es mucho más serio de lo que el PP se cree; está en juego la aplicación de unas políticas progresistas que mejoren la terrible situación por la que atraviesan miles de jerezanos y eso no es negociable".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios