A rienda suelta

Francisco Reinoso

Papi

EN esta epidemia de miseria económica, algo así como las antiguas epidemias de peste, cada ciudadano se busca la vida como puede. No me refiero a ilegalidades, porque éstas siempre las hay, sino de aumento de la actividad marginal en puestos de venta de higos, caracoles, espárragos; sorteos de lotes, camisetas de fútbol, cestas de Navidad. 'Papi' está situado en un semáforo de la ciudad. Siempre alegre, simpático, con un saludo "a la orden". Conoce a los conductores, éstos le conocen. 'Papi' ofrece rosarios cani, pañuelos de papel, perfumadores para coches. Siempre con sonrisa, y si no le compras también te la da. 'Papi' debería ser apoyado por el Gobierno de España, para disminuir el pesimismo ciudadano. En cada semáforo dar empleo a un 'Papi' que nos da alegría. Es un milagro que alguien nos regale una amplia sonrisa diaria. Gracias 'Papi'.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios