primarias socialistas

Subidón de esperanza ‘pedrista’

  • Pedro Sánchez llena el Club Nazaret horas después de presentar 57.768 avales. "Los que pensaron que ya habían ganado, se equivocaron", advierte Vea los vídeos de Sánchez en Jerez.

Pedro Sánchez en Jerez (1) / MIGUEL ÁNGEL GONZÁLEZ

Los partidarios de Pedro Sánchez se encuentran en éxtasis desde el pasado mediodía. Los 57.768 avales presentados les han insuflado energía porque corrobora que hay partido en las primarias socialistas, un estado de ánimo que se  exteriorizó en el mitin que dio Pedro Sánchez en el jerezano club Nazaret.

Sánchez en Jerez (2) / MIGUEL ÁNGEL GONZÁLEZ

Por ello, antes y después del mitin no paró de escucharse la canción ‘Color esperanza’, de Diego Torres —utilizada desde hace tiempo en los mítines de Sánchez— y lo corroboró el ex vicepresidente de la Diputación, Rafael Román, en una charla informal con un grupo de periodistas: “Ganamos seguro”. Ratificaba así el convencimiento del grupo de apoyo a Sánchez de que una cosa es el aval y otra el voto secreto pues se confía plenamente en que habrá un trasvase de apoyos de la candidatura ‘susanista’ a la ‘pedrista’.

La idea la resumió el alcalde de San José del Valle, Antonio González, en su intervención: “Somos solo dos alcaldes [tanto él como el de Chiclana, José María Román] pero somos muchos más los que apoyamos a Pedro Sánchez; el miedo puede pero yo no tengo miedo porque no vivo de la política”. A esta afirmación el público le correspondió gritando: “No tenemos miedo, no tenemos miedo”.

Eso sí, el candidato a volver a dirigir el PSOE empezó cauto al referirse a los avales entregados en la mañana de ayer. “No vamos a celebrar nada hasta el 21 de mayo”, advirtió. Pero, acto seguido, lanzó un dardo a sus rivales: “Algunos se han sorprendido de los avales que hemos presentado; se equivocaron aquellos que pensaron que iban a ganar antes de que los militantes hablaran”. Al final, se dejó llevar por cierta euforia al cerrar su discurso diciendo: “Me da de que vamos a ganar”.

Sánchez en Jerez (3)

Entre ambas aseveraciones, fueron 30 minutos de intervención donde reivindicó la historia del PSOE, volvió a criticar que su partido decidiera abstenerse en la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno, defendió un pacto de las fuerzas de izquierda para hacer frente a la derecha como la ‘vía portuguesa’, y se comprometió a hacer un partido donde la militancia tenga más peso decisorio para volver “a la senda de la coherencia, que nunca debió perder”.

Abogó por un Partido Socialista abierto a la “participación de la militancia” —especialmente cuando el “no debió ser no”—, con una “dirección partidaria”, “de izquierdas” y que no se vuelva a encontrar en un escenario en el que “un secretario general tiene que dimitir por cumplir con la palabra dada”. Y lanzó un recado a la candidatura de la que será su principal rival en este proceso de primarias. “Algunos dicen que son 100% PSOE pero, ¿qué somos nosotros? ¿El 75? ¿El 45? Lo que es 0% PSOE es abstenerse ante el PP”. Defendió igualmente su legado al frente del partido al asegurar que no lo “echó ni a la extrema izquierda ni a la extrema derecha”. “No fui presidente porque le puse condiciones a Pablo Iglesias que no aceptó mientras que otros le dieron gratis el gobierno al PP”, añadió.

Aseguró que su candidatura es la que permitirá “rescatar al PSOE de la abstención del PP”, una decisión que, a su juicio, ha condenado al partido a ser “la tercera fuerza”. Por ello, sentenció: “Las generaciones futuras se merecen un PSOE que sea alternativa al PP. Nos jugamos mucho el próximo 21 de mayo; nos jugamos volver a situar al PSOE a la izquierda, al lado de sus votantes, luchando por ser la primera fuerza política. Los de la abstención son la tercera fuerza”. Incluso acusó a los actuales gestores de la formación de recurrir al “discurso del miedo de la derecha” para defender la postura adoptada en la investidura de Rajoy, a pesar de los casos de corrupción que salpican al PP. “Algunos compañeros dicen que desde la abstención vamos a crujir al PSOE. Yo no le veo preocupado porque se gobierna desde La Moncloa, no desde el Congreso”, dijo.

Acto seguido, Sánchez defendió la vía portuguesa —donde gobierna el PSOEgracias a un acuerdo de las fuerzas de izquierda— para que no se repita en España los descalabros electorales de la socialdemocracia en Francia y Holanda. Al respecto, indicó: “Hace poco un compañero me dijo que en Galicia hay un dicho que dice que siempre nos quedará Portugal. Pues ese refrán viene muy bien a este momento porque allí hay un gobierno socialista apoyados por el resto de la izquierda; el problema es que aquí Pablo Iglesias está equivocado de adversario y cree que es el PSOEcuando es la derecha”. Finalmente, abogó por un PSOEque defienda la “laicidad”, la memoria histórica y abra debates sobre la ley de muerte digna o la eutanasia, además de abogar por derogar la reforma laboral y los acuerdos entre Iglesia y Estado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios