Jerez

Permanente precariedad en toda la provincia

Hace ya cerca de quince años el PSOE puso sobre la mesa la construcción de un nuevo complejo sanitaria en Cádiz capital. Un Hospital Regional de primer orden que pudiese competir con los centros sanitarios de Sevilla o Córdoba, mejorando la asistencia médica en el conjunto de la provincia y evitando la obligación de trasladarse a otras provincias para recibir determinada atención. El nuevo equipamiento, y todo lo que ello iba a acompañar, quedó rápidamente congelado, aunque desde la Consejería de Salud nunca se han atrevido a reconocer la realidad: que el Hospital Regional no se va a construir, manteniendo el vetusto edificio del Puerta del Mar, necesitado de importantes reformas y con escaso suelo útil para poder crecer en servicios y que, por si fuera poco, está inmerso en numerosas quejas de los usuarios y de los propios trabajadores en cuanto al funcionamiento de determinados servicios.

La Junta ha intentado tapar este déficit asistencial con la compra al Ministerio de Defensa del Hospital de San Carlos, en San Fernando. Pero más allá de la cercanía de un centro médico a una población de cien mil personas, la actual de la Isla, poco se ha ayudado a la hora de reforzar servicios con déficit anteriores. Incluso la apertura en este centro de un área de Urgencias no ha ayudado a rebajar la sobrecarga de trabajo habitual en el las Urgencias del Puerta del Mar.

Otro complejo médico que no acaba de ponerse en marcha es el Hospital de Alta Resolución de la Janda, levantado en Vejer para dar atención a 70.000 habitantes.

Uno de los asuntos más graves en el terreno sanitario en Cádiz surgió el pasado verano, cuando se hizo público un informe realizado por profesionales del servicio de Anestesia del Hospital Puerta del Mar, en el que se reflejaban supuestas irregularidades en la Unidad de Cirugía General y Aparato Digestivo del centro desde la llegada de su actual director, destacando el hallazgo de una frecuencia de complicaciones postoperatorias muy superior a la aceptable para la actividad quirúrgica que se desarrolla en un hospital como el de Cádiz, además de supuesta falsedad documental, ya que el estudio deja al descubierto que los números oficiales no reflejan la realidad que se han encontrado.

La existencia de centros médicos de titularidad privada, los gestionados por la empresa Pascual, y repartidos por toda la provincia, salvan en muchas ocasiones los déficits públicos, mediante un concierto con el SAS que ha estado en el aire durante meses.

CAMPO DE GIBRALTAR

En el Campo de Gibraltar se sigue a la espera de la apertura del nuevo hospital de La Línea, que atenderá también a los vecinos de San Roque, Jimena y Castellar. El edificio ya está recepcionado, pero quedan aún diversos trabajos de equipamiento y de servicios públicos. Por si fuera poco, la falta de personal especialista es otro de los grandes problemas. Desde hace meses hay una alarmante disminución de pediatras está provocando que no haya especialistas en Urgencias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios