Jerez

Piratas a estribor

Piratas  a estribor. Los casos de timos y estafas se multiplican en la ciudad por la crisis y la falta de escrúpulos. La  ‘actividad’ de un sólo individuo, en este caso de la automoción, puede dañar a todo un sector que intenta salir adelante con honradez. Pero, ¿qué me dicen de las alertas alimentarias? Hoy no se puede comer pez espada y acelgas, ayer fueron los pepinos y mañana Dios dirá. No creo que ninguno de los productores de esos alimentos o los pescadores tengan la más mínima intención en fastidiarle la vida al prójimo, pero es muy fácil que cualquier ‘experto’ lance una perla para que se arme la de san Quintín. Me acuerdo de hace ocho años, cuando decenas de personas murieron por la primera ola de calor seria (fueron dos meses infernales) y ninguna autoridad quería darse por enterado. Probablemente sean aquellos polvos los que nos han traído estos lodos, y se esté abusando del prevenir para no curar. Y como todos los piratas, todo ya cansa.j

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios