Jerez

La piscina Manuel Mestre lleva ya tres meses cerrada a los usuarios

  • El Ayuntamiento y la concesionaria siguen sin lograr un acuerdo que permita su reapertura

Imagen de la fachada de la piscina cubierta municipal Manuel Mestre. Imagen de la fachada de la piscina cubierta municipal Manuel Mestre.

Imagen de la fachada de la piscina cubierta municipal Manuel Mestre.

Más de tres meses después del cierre de la piscina cubierta Manuel Mestre, ubicada en Puertas del Sur, la empresa concesionaria y el Ayuntamiento siguen sin encontrar una solución para que la piscina pueda reabrir en beneficio de los casi 900 usuarios que tenía la instalación antes de su cierre.

El 30 de abril el Ayuntamiento anunció el cierre de la piscina ante la incertidumbre suscitada a raíz del anuncio público realizado una semana antes por la concesionaria de la piscina, la UTE AGD Osser Aibadi, de su intención de cerrar la instalación al público. El Ayuntamiento desveló que tras una última reunión mantenida con los responsables de la concesionaria, ambas partes mostraban su voluntad de resolver el contrato de mutuo acuerdo.

El Ayuntamiento instó a la concesionaria a que presentara un escrito en el Registro Municipal solicitando tal resolución, de mutuo acuerdo, de su contrato de concesión, escrito que la concesionaria presentó el 30 de abril.

La UTE AGD Osser Aibadi alegó falta de interés por parte del Ayuntamiento para resolver las deficiencias de origen de las instalaciones, tales como una mala colocación de las placas solares que no están bien orientadas y por lo tanto no aportan la energía necesaria, o la mala colocación de los platos de las duchas. Estas y otras deficiencias, según la concesionaria, le habían creado “dificultades económicas” y por ello había solicitado en varias ocasiones reuniones con los responsables municipales, sin conseguir respuesta.

Ante esta situación, la concesionaria anunció el 15 de abril el cierre de las instalaciones, que se llevaría a cabo quince días más tarde. Dado que el pago de los usuarios era mensual, la empresa concesionaria no tuvo que proceder a la devolución de dinero a ningún usuario, pero tampoco saldó la deuda que mantenía con el Ayuntamiento, alegando que las pérdidas económicas en la gestión de la piscina por las deficiencias de las instalaciones debía afrontarlas el Consistorio.

Actualmente la situación sigue en un ‘tira y afloja’ entre las dos partes. La concesionaria quiere que se condone la deuda que mantiene con el Ayuntamiento y el gobierno local reclama el pago de ese dinero. La UTE tiene ‘secuestrada’ la concesión y se niega a devolver las llaves de la instalación.

Mientras tanto, el Ayuntamiento no puede sacar nueva licitación pero tampoco se ha emprendido el camino de los tribunales de Justicia, quizás porque ese procedimiento puede ser muy largo y ello perjudicaría a los casi 900 usuarios de la instalación.

“Se está tramitando” una solución, es todo lo que se dijo ayer desde el Ayuntamiento, sin aclarar más, a pesar de las muchas quejas que hay de los usuarios y de formaciones políticas como Vox, que urge a la “apertura de las piscinas municipales Manuel Mestre por los inconvenientes que han padecido los usuarios con el cierre y la no continuidad de los servicios que ofrecía la empresa concesionaria”.

Vox, en su día, denunció “el impago durante años del canon por parte de la empresa concesionaria al Ayuntamiento, cosa que nos parece muy grave, independientemente de la ‘pelota’ que se echaban, tanto la empresa concesionaria como el Ayuntamiento de Jerez. La cosa es que el dinero público de los jerezanos no se abonaba, y siempre se tiraba ‘una patada hacia adelante’ para ocultar el problema de las instalaciones”, esgrime Iván Garrido, responsable de comunicación de Vox en Jerez.

Es por ello que Vox pregunta al Ayuntamiento, “una vez comprobadas las quejas por parte de los usuarios, que lógicamente se han visto de la noche a la mañana sin sus servicios y sin que el problema sea achacable a ellos, cuándo se estima que salga a la luz el pliego de condiciones para la nueva concesión”.

Además, Vox exige “claridad para que los jerezanos sepan cómo y de qué manera se va a recuperar el dinero del canon, que injustificablemente el Ayuntamiento no ha cobrado en tiempo y forma, dinero que pertenece al pueblo de Jerez”.

Por último, Vox quiere saber “qué hay de cierto en las quejas de la anterior concesionaria relativas a los defectos de infraestructura en las instalaciones, que según ellos les suponía un derroche energético y un posterior gasto extra en la factura de luz que les hacía tener un desequilibrio en las cuentas de la sociedad”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios