Jerez

La Policía Local intensifica los controles antidroga a conductores

  • La DGT ha cedido un vehículo al 092 que cuenta con el equipo necesario para que los ciudadanos requeridos se sometan a pruebas de detección de sustancias

La Policía Local ha intensificado estas últimas semanas los controles de consumo de sustancias estupefacientes (drogas) que viene realizando a conductores. De hecho este fin de semana el 092 ha realizado estos dispositivos. Aunque estos controles no han sido muy aireados públicamente por el área de Seguridad, la Policía Local viene realizando estos controles desde principios de año, que complementan a los más habituales de alcoholemia, gracias a la colaboración de la Dirección General de Tráfico (DGT) que le ha cedido un vehículo equipado con todo el instrumental necesario para practicarlos.

El sistema consiste en tomar una muestra de saliva que verificará si existen drogas ilegales en el organismo del conductor. Desde 2007 los conductores que circulen bajo los efectos de la cocaína y cannabis (hachís y marihuana), que son las sustancias de mayor consumo en la zona; pastillas y otras drogas tienen que vérselas con los agentes de seguridad vial -Policía Local en el casco urbano y Guardia Civil en las carreteras-.

Fuentes de la Policía Local señalan que en Jerez ya se han contado varios casos 'positivos' aunque en una proporción inferior a los casos provocados por alcohol.

Un hecho que dificulta la realización de estos controles es que "el proceso es lento", dicen las mismas fuentes, en comparación con los resultados instántaneos que ofrecen los controles de alcoholemia. La intención de la jefatura de la Policía Local es proseguir con los dispositivos este mes de junio y ya hay un calendario programado para realizarlos.

Un conductor, que prefiere conservar su nombre en el anonimato (y que no dio 'positivo'), explicó a este medio que los agentes del 092 le dieron el alto en los alrededores del gran centro comercial de la zona sur: "El control duró unos diez minutos. Me quedé un poco sorprendido, porque pensaba que era de alcoholemia, pero me informaron que se trataba de hacerlo de drogas".

Los primeros controles antidroga se iniciaron durante la motorada 2008 en los alrededores del circuito, aunque los practicaron agentes del instituto armado, y contaron incluso con la dirección de fiscales especializados en seguridad vial, que destacaron el elevado porcentaje (superior a un 30%) de casos 'positivos' durante esa motorada. Este año se ha vuelto a repetir altas cifras.

Una vez que el detenido sea juzgado, y condenado por sentencia firme, las penas son de prisión de tres a seis meses o multa de seis a doce meses y, en su caso, trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días, y, en cualquier caso, privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años. Además, se le quita seis puntos del carné, y cabe recordar que el conductor veterano cuenta con quince mientras que el novato parte con doce.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios