Jerez

El Prendimiento regresa al Asilo tras dos meses de restauración

  • La intervención se ha ceñido a afianzar la estructura de la imagen por lo que su aspecto no ha variado

La imagen de Nuestro Padre Jesús del Prendimiento se encuentra desde ayer en su altar en la capilla del Asilo tras dos meses de ausencia por la restauración de la que ha sido objeto. La empresa Ressur ha sido la encargada de este trabajo que exclusivamente se ha ceñido a reparar los problemas estructurales que desde hace años parecía la talla. Era la principal patología que se perseguía corregir en esta intervención que apenas ha durado dos meses desde que a primeros de abril fue retirado del culto.

Recordar que a Jesús del Prendimiento, para su salida procesional el Miércoles Santo, se le coloca desde hace algunos años una sujeción o corsé desde la cintura hasta la peana a modo de solución provisional para evitar la oscilación que se apreció en la imagen en la salida procesional. Un estudio más profundo puso de manifiesto la necesidad y la urgencia de acometer la restauración dado que ese problema iría a más e incluso afectando a la integridad de la talla.

La hermandad, pese a que recibió la imagen hace ya algunos días, decidió que fuera ayer miércoles, en la semanal misa de la cofradía, cuando se expusiera por primera vez a los hermanos y devotos ya en su altar de cultos. A simple vista, El Prendimiento no ha cambiado ya que la encarnadura no se ha tocado, por lo que los que la han contemplado no han percibido cambio alguno, aunque sí se ha tratado una fisura en la cabeza para evitar que las humedades entrasen en el interior. La reparación, por tanto, es por dentro, aunque queda por determinar si se debe iniciar una segunda fase en la que se entre a corregir algunas deficiencias en las partes visibles.

De esta forma, los plazos que se trazó la junta de gobierno, que preside como hermano mayor Manuel Fernández, se están cumpliendo ya que la idea era tener la imagen en 'casa' preparada para el traslado de la cofradía a Santiago, algo que, como declaró recientemente el obispo, será entre septiembre y octubre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios