ADICCIONES

Preocupante aumento de jóvenes atendidos por abuso de las TIC

  • Representan ya un 10,8% de los usuarios de Proyecto Hombre, según su última memoria

  • Cocaína y cannabis siguen siendo las sustancias que causan más demanda de tratamiento

Luis Bononato, en la presentación de un programa de Proyecto Hombre. Luis Bononato, en la presentación de un programa de Proyecto Hombre.

Luis Bononato, en la presentación de un programa de Proyecto Hombre. / PASCUAL

Proyecto Hombre atendió durante el pasado año a un total de 795 personas, de las que 411 son asistidas en programas de tratamiento y las restantes en el programa de Prisiones. El número ha vuelto un año más a incrementarse, sobre todo, en lo que se refiere a este último programa. Los datos son más significativos si se observa la comparativa con el año 2000. En el periodo transcurrido se ha pasado de 462 personas atendidas en Proyecto Hombre a los 795 actuales.

Según la memoria del pasado año a nivel provincial que acaba de publicar la organización, "se ha diversificado no sólo el perfil de personas atendidas, con un aumento en adicción a las apuestas deportivas, el juego on line o con un uso problemático de las tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), sino también en cuanto a su procedencia se refiere".

El director de Proyecto Hombre en la provincia, Luis Bononato, llama la atención sobre estas últimas adicciones y asegura que cada vez son más los colegios que requieren a la organización talleres de prevención porque observan que las apuestas deportivas comienzan a convertirse en un problema entre algunos alumnos, al igual que el abuso de las TIC, donde, además del aumento de la demanda de acciones preventivas, ha crecido de forma considerable y preocupante el número de jóvenes en tratamiento.

De hecho en un año han pasado de ser el 3,78% del total de atendidos a representar el 10,8%. El pasado año por el conocido como Proyecto Joven pasaron 114 jóvenes de 12 a 21 años, con trastornos en el comportamiento, consumo incipiente o esporádico, abuso de las TIC, fracaso escolar y problemática familiar.

En relación a las sustancias, las que siguen causando mayor demanda de tratamiento son la cocaína (37,15%), el cannabis (29,72%), que experimentan además ligeros crecimientos, y el alcohol (12,83%).

En el análisis de la evolución del número de personas atendidas en los últimos diez años, la organización llama la atención sobre la paulatina bajada de personas atendidas por policonsumo y con alta desestructuración. Son las que se tratan en el programa base, con el que comenzó Proyecto Hombre, para dar respuesta a las necesidades de aquella época (finales de los 80 y década de los 90). No obstante, también advierte la memoria, que aunque éste sea el perfil que más ha bajado "se incrementan los perfiles con rasgos de personalidad e incluso trastornos mentales que hacen necesario el trabajo en un régimen residencial".

Frente al descenso de este tipo de consumidor, siguen en aumento los usuarios de los programas ambulatorios, destinados a personas con adicciones a otras sustancias como el cannabis, la cocaína o el alcohol y personas con un uso problemático de las TIC, adicción al juego on line, a las apuestas deportivas y otros trastornos del comportamiento.

Un estudio realizado por Proyecto Hombre concluye que ha aumentado ligeramente la edad media del usuario atendido en general con respecto a todas las drogas, al contrario que en el juego patológico y otras adicciones sin sustancia, donde la edad baja levemente.

Proyecto Hombre destaca también en su memoria, la atención que se presta desde 2007 a menores sin protección, españoles y extranjeros, que son derivados por la Dirección de Infancia y Familia de la Junta. Un total de 195 chicos con este perfil han pasado ya por Proyecto Hombre, 21 el pasado año y también han cumplido condena en el centro de esta entidad 34 personas, en aplicación de diferentes medidas judiciales y penitenciarias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios