Jerez

"Quiero poder ayudar a mi familia con mi trabajo"

"Me enteré del trabajo a través de mi hermano que llevaba bastante tiempo trabajando en Urbaser", apunta Francisco Moreno, estudiante del tercer curso de Ingeniería Industrial en Sevilla, quien además reconoce que "principalmente trabaja en verano para poder pagarse los estudios que realiza fuera de Jerez". Este jerezano de 21 años está contento con la labor que realiza diariamente por las calles de nuestra ciudad. Francisco no se imagina una ciudad sin basureros o barrenderos "porque la gente está muy poco concienciada con la limpieza de las calles".

Al llegar a Sevilla hace tres años para comenzar sus estudios, Francisco Moreno pudo comprobar que la vida de los estudiantes no era tan fácil como algunas veces había pensado. "Tener que estudiar fuera de tu ciudad es difícil para familias con varios hijos. El alquiler, la matrícula y los diferentes gastos hacen la estancia del estudiante muy cara", comenta. Cuando llegó el verano, conociendo la demanda de personas en la empresa, se animó a trabajar para poder ayudar en la economía familiar y así ahorrar algo de dinero para el siguiente curso académico. "Me encanta lo que estoy estudiando por eso trabajo duro para conseguir terminar mi carrera", señala el joven estudiante, que es el tercer hijo de cuatro hermanos.

"Estudiar a veces es duro, sobre todo en épocas de exámenes pero trabajar es aún más duro". En ese punto insiste el joven basurero, que se siente feliz con el horario que le asignaron en la empresa. "Mi jornada es de seis de la mañana a una de la tarde de lunes a viernes. Los fines de semana puedo descansar un poco". Es así como pasa el verano este estudiante.

Son muchos los jóvenes jerezanos que tienen que buscarse un empleo en los meses de verano para poder estudiar fuera de su ciudad. Para Francisco, "no todas las carreras se encuentran siempre en la ciudad donde vives y las familias hacen un verdadero esfuerzo económico para poder darte la formación que deseas". Este estudiante jerezano hace varios veranos que soporta el sofocante calor de su trabajo con la esperanza de un día poder dedicarse a lo que más le gusta en la vida, la ingeniería.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios