CENTRO HISTÓRICO DE JEREZ

Reclaman un plan urbanístico específico para el casco histórico

  • La asociación de vecinos entiende que es la mejor herramienta para hacerlo atractivo a nuevos residentes

  • El gobierno local viene defendiendo que con el Plan General es suficiente

Cabeza de la manifestación de la pasada semana, a su salida desde la plaza Belén. Cabeza de la manifestación de la pasada semana, a su salida desde la plaza Belén.

Cabeza de la manifestación de la pasada semana, a su salida desde la plaza Belén. / VANESA LOBO

La asociación de vecinos del centro histórico ha vuelto a poner sobre la mesa la necesidad de un plan urbanístico específico para estos barrios de la ciudad, un elemento que considera imprescindible para hacer más atractiva esta zona a la hora de impulsar su repoblación.

La última manifestación en defensa del centro histórico, hace apenas unos días, ya puso el acento en que sin esa llegada de residentes al centro difícilmente éste saldrá de la situación en la que se encuentra.

El hecho de que el Ayuntamiento tenga paralizadas las ayudas a la rehabilitación en el centro, tras alertar la Intervención Municipal de que estas subvenciones, destinadas a reducir el importe de las tasas de licencias de obras y de primera ocupación, incumplen el plan de ajuste municipal, es para la asociación vecinal "el menor de los males" que aqueja a esta zona de la ciudad. "Es verdad que si las ayudas son contrarias al plan de ajuste, ahí poco podemos hacer. De cualquier forma, si hubiese voluntad bastaría con que se denominasen de otra manera y no habría problema", señaló el presidente de la asociación, Alejandro González.

En su opinión, las medidas que se deben adoptar desde el Ayuntamiento para recuperar el centro deben ser de mayor calado. "Es curioso que se apruebe una modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para legalizar Luz Shopping y no se permitan modificaciones puntuales para beneficiar al centro histórico y tampoco se elabora un plan urbanístico específico, del que sí disponen otras ciudades".

Subrayó que si lo que se pretende es un centro peatonal, con comercios, atractivo para los que quieran vivir en él "tiene que haber un plan especial".

En uno de los diagnósticos del centro histórico realizado hace unos años pero que responde perfectamente a la realidad actual, se hablaba ya de un despoblamiento y envejecimiento de la población como característica principal. El desequilibrio demográfico era uno de los factores sociales más significativos: en la zona reside una población envejecida y carente de recursos para mudarse.

La asociación de vecinos se muestra además partidaria de que el actual Plan General sea especialmente escrupuloso con las actuaciones en el patrimonio, pero pide también una cierta flexibilidad en el caso de algunas intervenciones, en base a la catalogación de los edificios. "No entendemos, por ejemplo, cómo en un inmueble que originariamente tiene ya una gran puerta no se permita habilitarla como entrada de garaje. Estamos hablando ya de un hueco abierto que no va a suponer ningún impacto en la fachada. Son cosas que, al final, retraen al posible comprador de una casa que está abandonada o que por ejemplo, tampoco se permita hacer un pequeño desván en la azotea".

La asociación entiende que un plan urbanístico especial para el centro histórico daría la posibilidad de marcar las directrices en las intervenciones y abordar a su vez una serie de aspectos encaminados a facilitar su desarrollo y la repoblación. Desde la asociación, la ausencia de este plan se considera una prueba del escaso interés que la Administración local ha tenido siempre por el centro histórico.

Es cierto que el actual gobierno local no coincide con la necesidad de un plan especial. En su día, el teniente de alcaldesa de Urbanismo, Francisco Camas, dejó clara su postura, que no es otra que con el Plan General de Ordenación vigente es suficiente. Camas aseguró que en este documento ya se da un papel preponderante al centro histórico y que identifica de forma pormenorizada los elementos que deben ser protegidos, no sólo en el casco histórico, sino también en todo el término municipal y las condiciones de su protección. "En el caso de nuestra ciudad no es necesario redactar y aprobar posteriormente figuras de protección como son los planes especiales", afirmaba categórico Camas.

Lo que sí existe es un plan director que el gobierno local presentó en octubre de 2015, con objetivos ambiciosos, pero irrealizables a corto y medio plazo. Entre sus fines se fijaba regenerar el grado de habitabilidad de la zona, mejorando las condiciones urbanísticas y la calidad residencial, favorecer el flujo de visitantes al centro mediante actividades culturales, sociales y económicas en torno a las señas de identidad de Jerez; mejorar la capacidad residencial del centro histórico, favoreciendo la promoción y rehabilitación de viviendas destinadas a segmentos claves de población susceptibles de instalarse en el centro histórico y sobre todo conseguir financiación de fondos europeos y del resto de administraciones públicas que contribuyan a la inversión pública y privada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios